Haz tu denuncia aquí

Presupuesto para no crecer

OPINIÓN

·

El presupuesto del gobierno federal representa 25% del PIB del pai?s. Sin embargo, la estructura y el enfoque del presupuesto determina si este se vuelve en un factor que impulsa o no a la economi?a. El paquete econo?mico de 2020, compuesto por los Criterios Generales de Poli?tica Econo?mica (CGPE), la iniciativa de la Ley de Ingresos (ILIF) y el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federacio?n (PPEF), apuesta por no ser el motor que la economi?a requiere. Nos deja los mensajes siguientes:

Primero, el gobierno no sera? un factor detonante del crecimiento por- que no dara? prioridad a la inversio?n.

Segundo, el gobierno buscara? mejorar sus ingresos a costa del ingreso disponible de las familias y de las empresas.

Tercero, el gasto sera? redirigido a las prioridades del Presidente, en especial a Pemex.

En los CGPE se considera que Me?xico crecera? a 2.0% en 2020. Sin embargo, no se observan elementos so?lidos para sostener esa estimacio?n e incluso muchos especialistas consideran que el crecimiento estara? por debajo de los estimados por Hacienda: los encuestados por el Banco de Me?xico estiman 1.4%; Bloomberg, 1.6% y Blue Chip, 1.7%. Considerando el crecimiento de 2.0% en 2020, el crecimiento promedio que alcanzara? el sexenio sera? de 2.2%, por debajo de 2.4% del sexenio anterior.

Los ingresos del gobierno federal pasara?n de 5.8 billones de pesos en 2019 a 6.1 billones en 2020, los ingresos adicionales que suman 282 mil millones provendra?n principalmente de presionar a las familias y a las empresas para obtener ma?s recursos con el endurecimiento en el cobro del IVA, ISR y del IEPS a combustibles, de los que en conjunto el gobierno extraera? 202 mil mdp adicionales.

Otra fuente de ingresos sera? el endeudamiento, que crecera? 45 mil millones, para alcanzar un monto anual de 584 mil mdp. Es decir, casi uno de cada diez pesos que gaste el gobierno vendra? de endeudamiento.

En el gasto, el gobierno tendra? el mayor presupuesto de la historia con 6.1 billones de pesos, de los cuales 1.7 billones sera?n a gasto no programable (incluyen 733 mil mdp por costo financiero de deuda pu?blica) y 4.4 billones de gasto programable para la operacio?n del gobierno.

El gasto programable sera? superior en 263 mil mdp al de 2019. De ese incremento, 131 mil millones se destinara?n a gasto corriente, 88 mil millones a pensiones y so?lo 44 mil millones a inversio?n. De esta forma, queda claro que el gobierno apostara? por mantener un gasto corriente en expansio?n a costa de la inversio?n fi?sica y el aumento de la deuda.

La inversio?n fi?sica se preve? en 760 mil mdp, lo que representa apenas 2.9% del PIB; con lo que se matan las posibilidades de ma?s crecimiento.

Lo deseable para mejor la infraestructura y la tasa de crecimiento de la economi?a es invertir arriba de 5% del PIB; pero en 2020 se cumplira?n ocho an?os que se aposto? por esa forma de impulsar el crecimiento y tendremos otro presupuesto para no crecer.

Por Fausto Barajas

*Especialista en poli?ticas pu?blicas

FAUSTO1707@YAHOO.COM.MX @FAUSTOBARAJAS

edp