Haz tu denuncia aquí

Mario Delgado es el hijo desobediente

Buscan evitar que el partido sea usado como patrimonio de la familia Luján Alcalde y están cerrando filas con Delgado

OPINIÓN

·

Hastío hay en las bases de Morena, las que durante lustros han gastado suela haciendo trabajo político, con la familia Alcalde Luján, porque además de acaparar cargos públicos, ahora busca controlar la dirigencia, a través de la matriarca Bertha Elena Luján, actual presidenta del Consejo Nacional de ese partido.

Si bien consideran legítima su aspiración, no deja de incomodar a un gran sector de la militancia el que sus hijas Luisa María y Bertha puedan inclinar la balanza a su favor desde sus puestos en el gobierno.

La primera, secretaria del Trabajo que controla el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, con el que la cuatroté reparte becas de 3 mil 600 pesos a 850 mil jóvenes que ingresaron de aprendices a empresas privadas. Bertha, su hermana, asumió, a mediados de julio pasado, la Secretaría Ejecutiva Adjunta del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Los afines al líder de los diputados morenistas, Mario Delgado, principal contrincante de Bertha Elena en el proceso de sucesión, no tienen dudas de que por esos canales se está enviando el falso mensaje de que ella es la elegida del presidente Andrés López Obrador.

Porque, aun cuando cuenta con el apoyo de Andrés López Beltrán, hijo del mandatario, sabe que es falso ese dedazo, toda vez que el tabasqueño dijo directamente al diputado Delgado que él no meterá las manos en la elección de la dirigencia de Morena.

Por eso, las corrientes de ese partido, que por estatutos no deberían existir, se están reagrupando. Muchas de ellas, las que buscan evitar que el partido sea usado como patrimonio de la familia Luján Alcalde, están cerrando filas con Delgado, quien ha remado contra corriente enfrentando la cargada a favor de Luján, convenciendo de que es el indicado para hacer de Morena un partido y no dejarlo sólo como movimiento.

Por eso lo apoya el canciller Marcelo Ebrard, el hoy por hoy más poderoso colaborador del Presidente. También el no menos poderoso líder de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, al menos 113 legisladores federales y locales, y alcaldes de la CDMX.

Y dicen que desde el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, donde despacha la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, se está apoyando también al diputado que ya se convirtió en el hijo desobediente de Morena.

•••

EN EL VISOR: Orfandad de liderazgo en San Lázaro prevén en Morena, en caso de que su actual coordinador, Mario Delgado, consiga la presidencia del partido. Porque se han dado cuenta de que los perfiles de sus legisladores son de bajísima calidad, consecuencia de tómbolas y pago de favores a personajes de ínfima formación política. Apenas alcanzan a mencionar dos opciones para el relevo: Tatiana Clouthier y Dolores Padierna. Pero la hija de Maquío anda por la vida despotricando contra algunas medidas de la cuatroté, y Padierna es esposa de René Bejarano y promotora del chavismo en México. Ninguna, comentan, es opción.

POR RAYMUNDO SÁNCHEZ

RAYMUNDO.SANCHEZ@HERALDODEMEXICO.COM.MX 

@R_SANCHEZP

edp