Haz tu denuncia aquí

Fracaso asegurado

Ahí van los mismos actores a cometer el mismo error

OPINIÓN

·

Ahí van los mismos a cometer el mismo error. Piensan que haciendo las cosas igual obtendrán resultados distintos. Buscan salir del hoyo haciendo exactamente lo que los metió en él.

Futuro 21 le llaman al Frankenstein en el que transformarán al PRD, en el que hay todo menos rostros nuevos. Futuro 21, aunque de futuro se ve muy poco. En realidad, las caras más visibles remiten al pasado, uno que quedó sepultado bajo la ola de Morena que arrasó en 2018.

***

Priistas que se quedaron sin espacios en su partido, como José Narro y Beatriz Pagés, personajes que han ido dando bandazos políticos, como Gabriel Quadri y Purificación Carpinteyro, perredistas envueltos en señalamientos por corrupción, como Víctor Hugo Lobo... nada nuevo, muy poco de futuro.

En Futuro 21, parece, caben todos, siempre y cuando estén contra AMLO.

Mezclar la izquierda con la derecha, al PAN –y hasta el PRI– con el PRD no ha dejado buenos dividendos para quienes lo han intentado. El Pacto por México pavimentó el camino de López Obrador a la Presidencia, al cederle todo el espacio de oposición. Lo mismo sucedió con la coalición Por México al Frente, que encabezó Ricardo Anaya en la pasada contienda presidencial.


***

El domingo electoral de 2018, el PRD no ganó ningún distrito en CDMX, que algún día fue su bastión y donde había obtenido el triunfo en las últimas cuatro elecciones de jefe de Gobierno. En medio país no alcanzó ni 3% de la votación, y perdió el registro local en más de una docena de entidades. Y ni así entendió.

De obtener en 2012, 104 diputados y 22 senadores, en 2018 apenas rebasó las 20 curules y hoy sólo tiene tres escaños, y la posibilidad de ser grupo parlamentario se sostiene con alfileres. Pero van a hacer lo mismo que los hundió.

La decisión errática de quienes vieron en la lianza con el PAN y MC un tanque de oxígeno, terminó por matar al sol azteca: sacó 2.83% en la elección presidencial. ¿Qué implicaba votar por el PRD? Nadie lo sabe. ¿Qué defienden hoy? Ni idea. Perdieron identidad, enterraron sus banderas en aras por sobrevivir.


***

Con Futuro 21 emprenden el mismo camino. Recurren a cartuchos quemados de otros proyectos fallidos. ¿Narro? ¿Quadri? ¿Carpinteyro? ¿Cuántos votarían por ellos? El PRD se acabó el 1 de julio. Si quieren resurgir, como Futuro 21 o cualquier otro nombre, necesitan más que maquillaje. Requerirán sacudirse a los que le han acarreado una imagen de corruptos, acercarse a los ciudadanos, aproximarse a una agenda de izquierda moderna. Legitimidad es lo que hoy no tienen. Ésa no se inventa, ni se compra. Se construye. Y recibir cascajo no ayuda. Si se “refundan” siguiendo la fórmula que los hundió, no saldrán del hoyo. Si hacen lo mismo buscando un resultado distinto, el fracaso está asegurado.

POR MANUEL LÓPEZ SAN MARTÍN
M.LOPEZSANMARTIN@GMAIL.COM
@MLOPEZSANMARTIN

lctl