Haz tu denuncia aquí

Ayer arrancó el sexenio de AMLO

El Presidente dejó de manifiesto que su gobierno quiere ser funcional bajo las reglas del juego del capitalismo

OPINIÓN

·

La colección de noticias de las últimas horas —al anunciar el gobierno el acuerdo con las empresas de gasoductos —hace pensar que ayer arrancó formalmente el sexenio de Andrés Manuel López Obrador.

Cinco notas destacan:

(1) El presidente y el director general de la CFE , Manuel Bartlett, finalmente entendieron lo que significa un contrato de servicios, que es muy diferente a uno de financiación de infraestructura.

(2) Todas las partes ganaron, y eso es un hecho. Las empresas triunfaron, ya sea porque transportarán un volumen mayor de gas o porque obtendrán un plazo más largo. El gobierno ganó porque libera recursos para invertir.

(3) La humildad apareció en la 4T. Este cambio es el más trascendental: los contratos serán respetados y el gobierno valora la relevancia del sector privado en un tema energético.

(4) El Presidente adelantó que, en conjunto con el CCE de Carlos Salazar, y con Antonio del Valle, del CMN, lanzará pronto un plan de infraestructura.

(5) Habrá T-MEC. Así lo dio a conocer el propio AMLO, quien dijo que tenía información de que sí se aprobará.

¿Quién habría de decir, hace dos meses, que Manuel Bartlett pronunciaría las siguientes palabras?:

“Yo reconozco la capacidad técnica, el dominio de los temas técnicos y financieros de las empresas. Llegamos precisamente a encontrar este punto de reunión, fortalecimiento y respeto que el Presidente ordenó a la inversión privada, y desde luego llegar a esa tarifa, que se puede comparar con las tarifas de cualquier parte del mundo y particularmente de América del Norte.

“Por eso obtenemos un beneficio en la tarifa y los empresarios tienen el respeto a su inversión y además una futura ganancia: porque cuando se protege y se preserva esa inversión inicial, se convierte en una ganancia muy importante a mediano y largo plazo”.

Sí. Manuel Bartlett hablando de precios de mercado; Manuel Bartlett hablando de respeto a la inversión privada; Manuel Bartlett hablando de proteger la inversión en el largo plazo; y, sobre todo, Manuel Bartlett reconociendo la capacidad técnica y financiera de los empresarios. Y todo ello, en el sector energético.

En los anuncios de ayer existió un componente fundamental: el Presidente ha dejado de manifiesto que su gobierno quiere ser funcional dentro de los parámetros y bajo las reglas del juego del capitalismo que prevalece en el orden internacional.

Eso sólo lo podemos festejar. Es una extraordinaria noticia que la 4T caminará al lado de los empresarios y protegerá las inversiones incluso en el sector más sensible, bajo el que AMLO construyó campaña y discurso.

Y quien no lo vea así, es que no lo quiere ver así.

El Presidente tiene el menú listo para detonar un gran crecimiento económico en el país.

La buena noticia es que ayer pidió que se vayan colocando los platos en la mesa.

POR CARLOS MOTA
MOTACARLOS100@GMAIL.COM
WHATSAPP 56-1164-9060

lctl