Haz tu denuncia aquí

Consecuencias

Checo está pagando las consecuencias de los problemas de 2018, ya que Racing Point sigue en proceso de transición

OPINIÓN

·
Racing Point aún no levanta el vuelo. Y era lógico que así sucediera. No hay que olvidar que, durante el verano del año pasado, el equipo de Vijay Mallya estuvo a punto de desaparecer, y la adquisición hecha por Lawrence Stroll acaparó los titulares de prensa cuando la escudería estaba en bancarrota. Esta grave problemática impidió que el desarrollo del coche de 2019 tuviera un proceso natural, y sin contratiempos, sobre todo, en unos meses en los que no se sabía si la escudería de Force India permanecería o no en la máxima categoría. Y aunque desde hace un año llegó la nueva administración que le cambió el nombre, y convirtió a la escudería india en canadiense, 2019 estaba destinado a ser un año de transición, con lo que suponía un cambio que, por otra parte, presenta buenas expectativas a corto plazo. Stroll anunció que aumentaría el número de empleados, así como el presupuesto, de tal manera que la suma de estos factores tiene que incidir positivamente en los resultados de 2020, pues el monoplaza de la siguiente temporada está siendo construido con una planeación adecuada. Si a ello se suma la capacidad administrativa de un grupo humano sólido, que durante dos años (2016 y 2017) consiguió ser “el mejor del resto”, anclándose en la tabla de constructores como el cuarto lugar detrás de las tres escuderías dominantes, eso quiere decir que mantiene su esencia. En este tiempo sólo ha tenido que darse esa adaptación al nuevo mando, porque lo demás está bien aprendido. Y dentro de este esquema organizativo, el piloto mexicano conserva su liderazgo dentro de una institución a la que ha estado unido desde 2014. A lo largo de estos seis años, su crecimiento ha sido notable, según se desprende de los siguientes números: en 2014, 19 carreras (10 lugar en el mundial de pilotos, un podio) y 59 puntos. En 2015, (9º lugar, un podio) en 19 carreras y 92 puntos. En 2016 (7º lugar, 2 podios) en 21 carreras y 101 puntos. En 2017 (7º lugar) en 20 carreras y 100 puntos, y en 2018 (8º lugar, 1 podio) en 21 carreras y 62 puntos. Cabe mencionar que en este año le arrebataron al equipo un buen puñado de puntos cuando vino el cambio de nombre. Actualmente, Checo Pérez ha sumado 13 puntos en un total de ocho carreras, en buena medida, porque el coche aún no ha tenido la competitividad necesaria para sostenerse detrás de los mejores, además de que otros equipos, como McLaren, se han posicionado sólidamente a mitad de la tabla. Se espera que Racing Point haga un digno papel en el Gran Premio de Inglaterra del próximo domingo, pues de alguna manera lo consideran como el de casa (además del de Canadá, obviamente), ya que ahí está la fábrica, a unos cuantos metros del legendario circuito de Silverstone. POR JUAN ANTONIO DE LABRA