Haz tu denuncia aquí

AMLO escuchó

Debemos reconocerle al Presidente que tuvo la serenidad y la sensibilidad de entender las circunstancias

OPINIÓN

·

Arturo Herrera se anotó su primer y muy importante triunfo como secretario de Hacienda. Logró que el presidente López Obrador lo escuchara y se convenciera de que las cosas no andan requetebién y que era necesario, urgente, meterle turbo a la economía.

Ahora será fundamental que los 480 mil millones de pesos que desembolsará el gobierno federal reactiven el gasto y la inversión.

Debemos reconocerle al Presidente que tuvo la serenidad y la sensibilidad de entender las circunstancias y atender el problema.

No es casualidad que la decisión se tomó horas antes de que el Inegi hiciera público el desempeño del Producto Interno Bruto en el segundo trimestre de este año.

Todos los pronósticos indicaban que el resultado –dado a conocer a las 6 am de hoy– vendría negativo con lo que se suman dos trimestres consecutivos de retroceso económico, es decir, una recesión técnica. Al presidente López Obrador le causa tal escozor ese tecnicismo neoliberal que prefirió abrir la chequera para tratar de corregir el rumbo en la segunda mitad del año.

Tampoco es casual que, al mismo tiempo, se diera a conocer la fecha de la audiencia en la que deberá presentarse Rosario Robles, implicada en la llamada “Estafa Maestra”, cuando fue secretaria de Desarrollo Social y Desarrollo Urbano en el gobierno de Peña Nieto.

Todos los indicios señalan a Emilio Zebadúa, hombre de todas sus confianzas, que la acompañó como oficial mayor, tanto en Sedesol, como en Sedatu.

Quienes vivieron el ‘teje y maneje’ interno de aquellos años, afirman que Zebadúa era el verdadero poder y gozaba de la confianza ciega de Rosario Robes. Todos los subsecretarios, directores de área y delegados sabían que era Zebadúa quien tenía la última palabra.

Aquella subsecretaría, dirección o delegación que no aceptaba sus instrucciones, simplemente no le ‘bajaban’ recursos. Tuvo la habilidad y las conexiones necesarias en la Secretaría de la Función Pública para “arreglar” todas las observaciones y expedientes que lo señalaban.

Lo más seguro es que el nombre de Emilio Zebadúa surja en las indagatorias de la Fiscalía General de la República y de la Unidad de Inteligencia Financiera, a partir del próximo 8 de agosto.

•••

BON APPÉTIT: En menos de dos semanas, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) decidirá su futuro. Por primera vez en su historia, la elección del nuevo presidente priista se abrirá a su militancia.

Circula una encuesta que ubica a Ivonne Ortega Pacheco entre 10 y 12 puntos de ventaja sobre Alejandro Moreno, Alito. El problema es, según la misma encuesta, que la militancia priista duda aún si la cúpula del partido se abstendrá de meter la mano y dejará que los votos definan a su próximo presidente o presidenta.

POR ALEJANDRO CACHO

CACHOPERIODISTA@GMAIL.COM 

@CACHOPERIODISTA

edp