Haz tu denuncia aquí

El Síndrome de DPA

Este secuestro generó la primera gran crisis del gobierno de Claudia Sheinbaum en la Ciudad de México

OPINIÓN

·
El caso de Norberto Ronquillo Hernández, joven estudiante a punto de titularse, secuestrado y asesinado, no es uno más en las estadísticas. En el horror de esa vida segada, se vieron representadas miles de familias, en la pérdida indescriptible de sus padres cabemos todos. Este secuestro generó la primera gran crisis del gobierno de Claudia Sheinbaum en la Ciudad de México. Tras la noticia de su asesinato se abrió un frente social de legítimo reclamo a las autoridades para exigir estrategias eficaces que sin más pretextos, entreguen resultados. En los primeros 6 meses de su gobierno, Sheinbaum ha sido rebasada por la delincuencia con alevosía, premeditación y ventaja. El enojo social detonado por el caso, la obligó a plantear cambios en materia de seguridad que serán anunciados la próxima semana. ¿Y por qué si las cifras y la realidad le estallaron desde hace muchas semanas, no estimó necesario ajustar antes? La respuesta tiene que ver con el síndrome (DPA) Desgaste Político Acelerado. El delito de secuestro es en principio del fuero común, sin embargo la Fiscalía Federal interviene para investigar casos relacionados con el narcotráfico o la delincuencia organizada, por facultad de atracción que puede ejercer o la petición de familiares de las víctimas para intervenir y eso los convierte en materia del fuero federal. Según los datos oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en el fuero federal a nivel nacional, entre enero y abril de 2018, se denunciaron 97 secuestros y para el mismo cuatrimestre de 2019 llevamos 135, un incremento de más de 30%. En el fuero federal el Estado de México ocupa el primer lugar con 36 secuestros, le sigue Veracruz con 24 y en tercero la Ciudad de México con 16. En el fuero común, de enero a abril de 2019, se reconocen en la capital 26 casos, sin contar los más recientes, entre ellos el de Norberto. Para el mismo periodo de 2018 se reportaron siete secuestros, ahora tenemos 4 veces más que el año pasado. Si a esto añadimos que la llamada “cifra negra” que son los ilícitos que ocurren, pero que no se denuncian, es cercana a 90% y que los datos de impunidad revelan que por cada 100 delitos, sólo se castigan cinco, podemos dimensionar la espeluznante vulnerabilidad que padecemos ante la delincuencia. El asesinato de Norberto hizo más grande nuestra indignación y exacerbó el hartazgo a las explicaciones de siempre.

***

EDICTOS: Mañana se cumplirán 9 años de que un ministro integrante del Pleno de la Suprema Corte causó revuelo al dar a conocer su proyecto de resolución en la facultad de investigación sobre la tragedia de la Guardería ABC. Ese togado propuso fincar responsabilidad a elevados funcionarios del entonces gobierno de Felipe Calderón, por las negligencias que cobraron la vida de 49 menores. El “atrevimiento” hizo estallar en cólera a Calderón a pesar de que la propuesta no fue aprobada. Su autor fue Arturo Zaldívar, actual presidente del máximo tribunal.

ENROMA27@GMAIL.COM

@JENROMA27