Haz tu denuncia aquí

Ya sólo nos quedan cinco

En el último siglo ningún presidente de la República ha sido juzgado por ningún delito y apenas ocho gobernadores han estado en la cárcel

OPINIÓN

·
Obtuvo libertad el integrante de una banda de gobernadores procesados por delitos que van desde narcotráfico a peculado. Andrés Granier Melo, apodado El Químico, era uno de ocho mandatarios locales que han pisado la cárcel en los últimos 100 años de la historia nacional. El ex gobernador de Tabasco iba a cumplir seis años en una prisión, por peculado de más de 190 millones de pesos por el que había sido condenado en febrero. Sin embargo, aunque un poco más avejentado y algo encorvado, cruzó la garita, ayer, del Reclusorio Sur de la Ciudad de México. Volvió a sonreír como cuando en un video presumió sus propiedades, autos de lujo, cuentas bancarias y una colección de 400 pares de zapatos, 1000 camisas, 400 pantalones y 300 trajes, o sea, casi uno para cada día del año. La libertad obtenida por El químico, tan solo tres meses después de que Guillermo Padrés Elías, ex gobernador de Sonora, obtuviera el beneficio de la libertad domiciliaria, es un mal mensaje para la justicia del país. Ese mensaje es el de que en México como político conviene más arriesgarse a aplicar la Ley de Herodes, amasar una fortuna y luego evadir la cárcel, que a una mujer abortar para luego ser condenada a prisión como todavía ocurre en varios estados del país. En el último siglo ningún presidente de la República ha sido juzgado por ningún delito y apenas ocho gobernadores han estado en la cárcel. Pero de esos, dos han sido absueltos. Además de Granier Melo, el ex interino de Michoacán, Jesús Reyna García duerme en su casa. Éstos son los que siguen presos: Mario Villanueva Madrid, ex gobernador de Quintana Roo; Javier Duarte, de Veracruz (aunque parece favorecerle el proceso penal); Roberto Borge, de Quintana Roo, así como Eugenio Hernández y Tomás Yarrington, de Tamaulipas (ambos buscados por la justicia de Estados Unidos, donde enfrentan diferentes procesos). Y uno más está prófugo: César Duarte, de Chihuahua. Sólo Villanueva Madrid fue encarcelado en el sexenio de Ernesto Zedillo. Todos los demás cayeron ante un juez en el periodo de Enrique Peña Nieto, quien se había llenado la boca de presumir a algunos de estos delincuentes de cuello blanco como la sangre nueva del PRI. Sus acusaciones son por narcotráfico, lavado de dinero, tráfico de influencias, enriquecimiento ilícito o desvío de recursos. Además, otros siete ex gobernadores estuvieron bajo sospechas, como Rodrigo Medina (Nuevo León). México ha sido sumamente saqueado no sólo por el poder político extranjero, sino por sus propios gobernantes. En este último siglo, más de 600 mandatarios (si calculamos que hubo cuatrienios antes de los sexenios e interinatos) han estado en una silla del poder loca y sólo ocho eran juzgados. Pero todavía no hay justicia en el país o la justicia está a medias porque de los ocho gobernadores procesados que teníamos ya sólo nos quedan cinco tras las rejas.

***

UPPERCUT: Hubo un desaseo fatal en los procesos legislativos para aprobar la Reforma Educativa. ¿Pero cuál era la prisa? Que viene el 15 de mayo y no sólo es día de los Maestros sino que con ello se acerca la evaluación del profesorado y eso ni a la CNTE ni al SNTE, los aliados del Presidente López Obrador, les conviene. Por eso todo se hizo al vapor, pues todavía debe regresar al Senado y si esta vez Ricardo Monreal, coordinador de Morena, no le falla al mandatario, quedará aprobada esta misma semana. Sin embargo, debe pasar también por los estados del país para lograr el apoyo de al menos 17 de 32 congresos locales, pues se trata de un cambio constitucional. No hay duda, los profesores derrotaron a Palacio Nacional para tener una ley a modo.

CONTRALASCUERDASMX@GMAIL.COM

@ALEXSANCHEZMX