Haz tu denuncia aquí

Perdimos la guerra… del tomate

Los productores que quieran exportar tomates al mercado estadounidense deberán pagar un arancel de 17.5%

OPINIÓN

·
Así como en 2014 perdimos la guerra del azúcar con Estados Unidos, la Secretaría de Economía informó ayer que en la guerra del tomate nos pusieron una santa paliza. Lo peor del caso es que la autoridad comercial mexicana no metió ni las manitas, ni podrá hacerlo en el futuro, porque es un asunto entre particulares. Por lo tanto, los productores mexicanos que quieran exportar tomates al mercado estadounidense deberán pagar un arancel de 17.5% como garantía, lo que implicará un costo anual superior a los 350 millones de dólares. La dependencia expresó su decepción y preocupación por la decisión del Departamento de Comercio de EU de eliminar la aplicación del Acuerdo de Suspensión a la Investigación Antidumping a las Exportaciones Mexicanas de Tomate. Entre líneas, Economía también ofreció sus condolencias a pequeños y medianos productores que no podrán cubrir el arancel por lo que tendrán que desaparecer. Productores sinaloenses consultados por el columnista, comentaron que en las negociaciones nuestros socios impusieron condiciones leoninas; la principal, que se hicieran responsables de que la caja de 11 kilos que exporten NO se vendiera a menos de 8.45 dólares en el mercado estadounidense, pues de lo contrario los acusarían de dumping. ¡No manchen partners! Les respondieron. Eso es imposible de cumplir, ni James Bond podría conseguirlo. Un factor que contribuyó a que los tomateros mexicanos perdieran la guerra fue que los productores de EU estaban mejor armados, legalmente hablando, pues contrataron al mismo despacho de abogados que en 2014 le ganó a México la guerra del azúcar y que tiene muy buenas palancas en el Departamento de Comercio. Y no porque les unten la mano a los funcionarios, aclaran. No obstante que los representantes legales de los productores mexicanos son buenos y gozan de fama y prestigio mundial, tienen un problemita: Están muy desgastados, por lo que los contrincantes ya les tomaron la medida. Bueno, con decirles que cada vez que los ven llegar a las oficinas del Departamento de Comercio, ya sea con el tema de los tomates o del azúcar, exclaman: Volvimos a agarrar pichones. Antes del cierre de esta columna, se informó que existe la esperanza de los tomateros mexicanos de que Wilbur Ross, secretario de Comercio, les perdone el arancel, o al menos permita que depositen una fianza, y no paguen con cash. ¡Cuánta generosidad! AGENDA PREVIA: Hoy inicia el Periodo Extraordinario de Sesiones para discutir y, eventualmente, aprobar la Reforma Educativa, la legislación secundaria de la Guardia Nacional, la Ley de Extinción de Dominio, la Ley del Instituto de Aseguramiento de Bienes, la reforma sobre Paridad de Género y las adecuaciones al tema de trabajadores domésticos. El senador Ricardo Monreal, presidente de la Jucopo del Senado, explicó que la Reforma Educativa será discutida y aprobada en ambas Cámaras del Congreso y todas las demás serán materia de discusión y aprobación en el Senado. Por LUIS SOTYO