Twitter alienta el fascismo

Para mí las redes sociales, y Twitter en especial, han sido herramientas valiosísimas. Sin ellas, habría sido muy difícil mi “cruce del desierto” de 2012 al 2018. Cuando terminé mi participación en la LXI Legislatura federal, los medios masivos me habían hecho una campaña de bestia peluda, terrible. Paradójicamente, muchos años después, gracias a las redes sociales, la gente empezó a valorar de manera más cabal mi paso por la citada legislatura. Fue durante esos difíciles años, en que los medios buscaron silenciarme, que las redes sociales me facilitaron el estar en contacto permanente con la gente y me permitieron informar de manera puntual, las actividades políticas que venía realizando. Ese clima de libertad se ha venido perdiendo, especialmente en Twitter. Mientras que a las cuentas que apoyan al gobierno popular, encabezado por el compañero presidente López Obrador, se les somete a un hostigamiento permanente y a una censura evidente, las cuentas que promueven posiciones de derecha y francamente fascistas, no son molestadas en absoluto. Desde esas cuentas se publican injurias, mentiras, descalificaciones, denuestos, falsas noticias y hasta alientan la violencia en contra de personajes de la 4T, llamando, en no pocos casos, a asesinar incluso al compañero presidente López Obrador. A pesar de ello, dichas cuentas no son molestadas en absoluto. Desde la derecha, en días pasados, se difundió en las redes sociales, en especial en Twitter, mi número telefónico con la intención de que se me hiciese un linchamiento virtual. En mi celular, recibí decenas de mensajes anónimos, cobardes, injuriosos y hasta amenazas de muerte. Decidí dar a conocer una docena de esos mensajes en la citada red social, amenazas de muerte incluidas y Twitter salió que estaba dando a conocer datos personales y me suspendió la cuenta durante más de 24 horas. Acudí a las oficinas de Twitter en la CDMX, y aunque reactivaron mi cuenta, no me atendieron personalmente. Mientras tanto, algunos medios se daban a la tarea de difundir un video trucado y sacado de contexto, en que el 17 de febrero de 2017 protestaba en una gasolinera y lo hicieron pasar como mi visita a las oficinas de Twitter en México. No conformes con ello, subieron falsas amenazas de mi parte, donde supuestamente amagaba a uno de mis agresores con enviarle a la Guardia Nacional. El propio director del diario Excélsior difundió esta intriga. Varios personajes de la derecha como Jorge Berry, Chumel Torres y Pedro Ferriz se sumaron a las intrigas e incluso algunos caricaturistas que se dicen progresistas, se sumaron al linchamiento en mi contra. De todo, lo más grave es el comportamiento de Twitter México. Hay quien sostiene que Felipe del Sagrado Corazón de Jesús Calderón Hinojosa tiene acciones en la citada empresa y que, es un familiar suyo quien dirige Twitter en nuestro país. Desconozco si esta información es cierta, lo que es real, es que Twitter México alienta posiciones fascistas, racistas y clasistas. No pocos personajes han decidido salir de esta red, algunos por decisión propia como Beatriz Gutiérrez y otros como Alfredo Jalife, dado la hostilidad y la parcialidad con que se conduce esta red. Y sobre todo, por el aliento a la violencia que la derecha impulsa contra quienes defendemos a López Obrador. Debemos legislar para que una institución mexicana, como la Profeco, tenga herramientas para obligar a esta red social a respetar a sus usuarios. Te lleva años construir una cuenta para que de la noche la mañana esta empresa pueda despojarte de la misma, eso no se debe tolerar. Trabajaré en una iniciativa para que los usuarios de las redes sociales en México tengan una instancia a la cual puedan acudir para defenderse de las arbitrariedades de las empresas dueñas de éstas redes. Habrá que construir una red social mexicana ajena a los vicios que aquí he venido comentando. He decidido hacer una exposición con los mensajes injuriosos y las amenazas que recibí. La exposición con estos mensajes se realizará el jueves 30 a las 11 de la mañana, justo afuera de las oficinas de Twitter México en Montes Urales 424, bajo el nombre: “El verdadero rostro de la derecha”. Ahí estaré.

GERARDO FERNÁNDEZ NOROÑA

*Diputado federal PT

@FERNANDEZNORONA


Compartir