Haz tu denuncia aquí

¿PND o campaña política de 6 años?

Más que un Plan Nacional de Desarrollo, parece la continuidad de la campaña electoral del jefe del Ejecutivo

OPINIÓN

·
El Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 que se entregó el martes al Congreso dejó perplejos a todos los analistas, incluyendo a los bisoños, y a los observadores políticos, quienes expresan su preocupación porque no se concertó ni negoció con el sector productivo –como se venía haciendo desde 1983–, además de que lo hicieron en tres meses, “al vapor”, pues, y sobre las rodillas. Más que un Plan Nacional de Desarrollo parece la continuidad de la campaña electoral del Jefe del Ejecutivo, porque las metas en sectores como el económico, financiero, educativo, energético, social, infraestructura, campesino, salud… no tienen estructuras sólidas; son promesas, buenos deseos e ilusiones. Algunos simples ejemplos: no existe una estrategia para sacar de la miseria a 20 millones de personas, que en su mayoría se ubican en el sector campesino. No basta regalar dinero, como lo establecen los programas de bienestar de varias dependencias para conseguir ese objetivo. Los precios de los combustibles y las tarifas de electricidad no las van a reducir en tres años porque en ese lapso no van a construir la refinería de Dos Bocas, Tabasco, ni a modernizar otras plantas, afirman los especialistas. Crecer al 6 por ciento al concluir el sexenio es un mito genial, porque no hay ni habrá dinero público y/o privado para invertir en grandes proyectos de infraestructura; el Tren Maya, el aeropuerto de Santa Lucía, el ferrocarril transístmico y otros de menor envergadura son una vacilada, insisten los expertos. Y si los impuestos no se van a incrementar más allá de la inflación, pues estamos fritos. El gobierno de la 4T está empeñado en mantener la tradición de los gobiernos priistas y panistas, el extraño fenómeno de la hipnosis colectiva que hacía abrigar esperanzas a millones de mexicanos de que ahora sí nos va a ir bien, cuando la realidad es que la mayoría de los inversionistas extranjeros tiene miedo de invertir. Los grandes empresarios mexicanos participan, con sus excepciones, en el clásico doble juego: en público, los halagos y los elogios al presidente y a sus funcionarios; y los acuerdos –como el de Mérida— de no enfrentarse al gobierno; el conformismo, pues. En privado, todos critican al primer mandatario; se quejan de la ausencia de un Estado de Derecho y de la inseguridad. Por desgracia, con el PND 2019-2024 no cambiará la dura y ruda situación nacional, apuntan los escépticos. AGENDA PREVIA: La procuradora general de Justicia capitalina, Ernestina Godoy, ofreció disculpas -lo que hay que reconocerle- por el manejo en redes del caso de Lesvy Osorio, a quien asesinaron en mayo de 2017, en CU; sin embargo, las responsables de elaborar los tuits y de revisarlos (dos damitas de nombre Marisela y Cinthya) siguen laborando en la Procuraduría. ¿Lo sabrá doña Ernestina? Los expresidentes Vicente Fox y Felipe Calderón (finísimas personas, dicen sus detractores) fueron demandados en la Corte Internacional de La Haya, por delitos de lesa humanidad. @LUISSOTOAGENDA