Haz tu denuncia aquí

Los militares de la Huacana

Hay que destacar la disciplina y temple de los soldados para evitar caer en las provocaciones de los pobladores

OPINIÓN

·
Civiles armados abrieron fuego en dos ocasiones contra soldados del Ejército Mexicano cuando hacían un rondín de vigilancia cerca de la comunidad de Cuimbo, en la Huacana, Michoacán. Los soldados, sin herir a nadie, aseguraron cuatro armas largas, cargadores y cartuchos, y cuando se disponían a salir del pueblo, el pelotón de 11 elementos se encontró de frente con mujeres y niños que les impidieron el paso: escudos humanos. Enseguida –podemos ver en un video que los propios comunitarios grabaron y que después se hizo viral en redes– cómo los elementos de la Secretaría de la Defensa, a cargo de Luis Cresencio Sandoval, optan por rendirse y poner en riesgo sus propias vidas antes que accionar sus armas. La verdad es que estaríamos escribiendo otra historia, la de una tragedia si los soldados hubiesen abierto fuego aun en una acción de defensa propia, pero éstos prefirieron no oponer resistencia y entregarse para evitar lo que ahora sería un escándalo. Los efectivos, se puede observar en el mismo video, quedan a merced, ya no de los niños ni de las mujeres, sino de hombres que se encargan de desarmarlos y someterlos a su ley, la de esa tierra de nadie en que se ha convertido Michoacán, y donde me tocó ser testigo en 2013 de ese modus operandi de los escudos humanos, del entonces temible Cártel de la Familia, que ahora repiten Los Viagras o Jalisco Nueva Generación. Pero no es el único punto en el país donde los grupos delictivos agreden a militares, pues en la lucha contra el huachicol también han sido amedrentados en Hidalgo, Puebla y Estado de México. Después de la emboscada del domingo, en Michoacán, las Fuerzas Armadas, sabemos, estaban dispuestas a movilizar a un mayor número de efectivos para rescatar a sus compañeros tomados como prisioneros, pero se optó por devolverles sus armas para evitar una desgracia. En este caso hay que destacar la disciplina y temple de los soldados para evitar caer en las provocaciones de los pobladores. Le viene bien a las Fuerzas Armadas en momentos en que ha sido puesta en duda la creación de la Guardia Nacional y su comportamiento frente a los derechos humanos. Hay 60 mil efectivos militares desplegados de manera permanente en todo el país y ojalá todos pudieran ser como los militares de Luis Cresencio Sandoval, de la Huacana, pero la otra pregunta que debemos hacernos también es ¿hasta dónde debemos aplaudir que los militares acaben como rehenes de los grupos criminales?

***

UPPERCUT: Este miércoles estará en México la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, y entre las sedes que visitará será el Senado. Su encuentro con los coordinadores parlamentarios, entre ellos Ricardo Monreal, causa expectativas porque el presidente López Obrador se ha encargado de repetir que son los organismos internacionales, como el propio FMI, los que han dictado la línea política de México en los últimos 30 años.

CONTRALASCUERDASMX@GMAIL.COM

@ALEXSANCHEZMX