Haz tu denuncia aquí

Oooootra vez, la Reforma Educativa

La propuesta debe volver a discutirse en comisiones para considerar los cambios que planteó el Senado de la República

OPINIÓN

·
Después del fracaso de Ricardo Monreal para sacar adelante la Reforma Educativa en el Senado, la cual había sido festejada por el presidente López Obrador cuando se aprobó en la Cámara de Diputados, el coordinador de Morena la volverá a presentar en la Cámara alta en un periodo extraordinario. La ruta para volver a discutir la ley, sin embargo, enredó a los legisladores, pues Mario Delgado, líder de Morena en San Lázaro, dijo que en el Pleno los diputados deben ratificar el dictamen tal y como se había mandado al Senado porque según él allí si hay consenso. Sin embargo, ese no es el procedimiento. Se lo hizo ver Verónica Juárez, coordinadora del PRD en el Palacio Legislativo. La propuesta de Reforma Educativa debe volver a discutirse en comisiones para considerar los cambios que planteó el Senado, pues ellos reservaron 90 por ciento del proyecto. Tal parece que se avecina un nuevo desaseo legislativo, otro de Morena para complacer al Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien ayer por la mañana se reunió en privado con Mario Delgado, a cuyo encuentro se sumó poco tiempo después Ricardo Monreal. Por fin, Delgado le ganó una a Monreal en las tareas legislativas, cuyas operaciones parecen dificultársele. El próximo lunes se buscarán los acuerdos para fijar la nueva fecha de arranque de la discusión de la Reforma Educativa y con ello reparar el error que tiró el proyecto del presidente por diferencia de un solo voto. ¿Por qué aplaudir una reforma incompleta? A pesar de que la aprobación de la Reforma Laboral alcanzó como pocas leyes una aplastante mayoría (120 votos a favor y ninguno en contra) nadie puede echar las campanas al vuelo ni festejar un proyecto incompleto que deja pendiente el outsourcing. A juzgar por el mensaje que López Obrador envió inmediatamente después de la aprobación a Donald Trump de que ya hay nueva Reforma Laboral en el país, queda la impresión de haber optado más por sacar un proyecto para cumplir con las exigencias del vecino del norte, pues la Casa Blanca había amenazado a México de no ratificar el T-MEC hasta que no se aprobara una nueva reforma en la materia. Es cierto que el proyecto pone contra las cuerdas a los líderes sindicales, viejos caciques, dictadores y opulentos a base de una relación perversa con el poder porque entre otras cosas fija reglas claras para elegir a quien quieran que los represente mediante voto libre y secreto, algo que hasta ahora no era permitido. Se estima que alrededor de 80 por ciento de los trabajadores mexicanos están contratados mediante outsourcing y a pesar de que las empresas tienen prohibido subcontratar a 100 por ciento de sus empleados, muchas de estas lo hacen para evadir impuestos.   Por ALEJANDRO SÁNCHEZ