Haz tu denuncia aquí

¿Va Dos Bocas?

Sener carece de atribuciones legales para construir. En el caso de Santa Lucía, Sedena tampoco es una constructora

OPINIÓN

·
Con tal de mantenerse en sus trece, el Presidente constitucional de todos los mexicanos deja en el azoro a los observadores y analistas más pintados. Ahora nos salió conque Pemex y Sener construirán Dos Bocas, lo que suscita más preguntas e inquietudes que satisfacciones. Para no dar su brazo a torcer y aceptar, de una vez por todas, que hay proyectos políticos y sociales que difícilmente podrán iniciarse, da una orden que difícilmente podrá cumplirse por parte de Pemex; en Sener, a menos de que los encargados de hacerlo violen la ley. Pregunto a un conocedor absoluto de la norma constitucional y la ley: “¿Está entre las atribuciones legales de Sedena, Pemex y Sener transformarse en constructoras? ¿Es parte de sus atribuciones? Por favor orienta a este ignorante”, a lo que me respondieron: “Estoy tan desconcertado como tú. En el caso de Pemex no lo sé; las otras dos secretarías, por supuesto no tienen ese tipo de atribuciones”. Como se ha determinado que es urgente el rescate de la industria petrolera, incluida la rehabilitación de las refinerías, puede resultar cierto y comprobable que Arturo Herrera Gutiérrez hizo una declaración -inmediatamente desautorizada- cuyo sustento es el conocimiento claro y puntual de cuáles son los recursos económicos reales de los cuales México dispone. El subsecretario de la Hacienda también maneja sus propios datos. A esos niveles de poder reconocer en público, ante el México bueno y sabio, que habrá renglones no escritos en el proyecto de la 4T, ha de costar uno y la mitad del otro, pero resulta que es preferible, sano y sensato explicar con peras y manzanas que no hay para todo aquello que se ofreció durante la campaña presidencial, que el ejercicio de los recursos debe priorizarse y se hará lo que se pueda, sin que en ello tenga responsabilidad la mafia del poder. Obvio que puede insistirse en que Dos Bocas y Santa Lucía van, pero para ello deberán hacer las reformas legales correspondientes, dar atribuciones de constructoras a dos de las instituciones responsables de concretar los proyectos y, lo más difícil, obtener los recursos para hacerlo. Así lector llegamos a la segunda pregunta importante, para la que carezco de respuesta: ¿por qué se declaró desierta la licitación de Dos Bocas? Sólo el Presidente constitucional y sus allegados conocen las razones verdaderas de esa decisión, aunque no es difícil suponerla: no hay recursos económicos. ¿Es arduo reconocer que un subordinado tiene razón? Puede hacerse sin necesidad de mencionar a Arturo Herrera Gutiérrez, y debieron servirse del PND para presentar estas decisiones como una reordenación del proyecto político de la 4T, y todos hubieran respirado con tranquilidad, incluso los adversarios. ¿Es el momento de un alto, una reflexión y un cambio de dirección, para no navegar hacia la colisión? Sólo en el gobierno conocen de lo que disponen para llegar a buen puerto. Por GREGORIO ORTEGA MOLINA