Haz tu denuncia aquí

¿Quién filtró la carta al Rey de España?

La intención de México se comentó un mes antes deque la carta se escribiera

OPINIÓN

·
La carta la escribió el propio presidente López Obrador. Para su redacción final no escuchó a nadie más que a su esposa, la escritora e historiadora Beatriz Gutiérrez Müller, y el canciller Marcelo Ebrard. Las correcciones y observaciones, que no fueron pocas, se hicieron en papel; anotaciones, acotaciones, redacción de ideas. La versión final se la entregó en propia mano a Ebrard. En la Oficina del secretario, solo él y su particular sabían del texto. Nadie más tuvo acceso. Hubo una tercera persona involucrada, el emisario que el canciller eligió para entregar en España la misiva. Ayer, cuando AMLO dijo en la mañanera que él no había filtrado la carta donde le solicitaba al Rey de España pidiera una disculpa por los abusos durante la Conquista, y lanzó una sospecha sobre quién pudo haber sido, tenía claro a quién iba dirigido el dardo. Sabía de dónde salió el escrito. “Yo no di a conocer la carta, fue una filtración, no sé si fue el gobierno español o la sustrajeron de Relaciones Exteriores (…) hay las dos posibilidades, pero sí se equivocaron, lo digo respetuosamente”, señaló López Obrador desde el Palacio Nacional. No, no fue la secretaría de Relaciones Exteriores, aunque fuego amigo ha buscado alimentar la versión. La misiva no salió de la oficina de Marcelo Ebrard. La filtración vino del gobierno español. No sólo la carta que trascendió se fotocopió una vez entregada y el medio elegido fue El País de España, sino que los tiempos y conveniencia de la filtración beneficiaban al presidente español Pedro Sánchez, que tiene unas duras elecciones encima. La carta por sí sola logró aglutinar de inmediato a todos los partidos –excepto Podemos- entorno a él y su nacionalismo. De este lado del Atlántico, no había incentivos para exhibir el texto, vaya, ni siquiera para hablar del envío del mismo. Ni la agenda interna ni la externa forzaban tal cosa. Los incentivos apuntan a España. La intención del gobierno de México de abrir un diálogo sobre la Conquista, en el marco de los 500 años que se cumplirán en 2021, se comentó un mes antes de que la carta se escribiera. El presidente López Obrador se la hizo saber a Pedro Sánchez cuando el mandatario español estuvo en México. Nadie podría haberse llamado a sorpresa. Lo que no implica que no haya habido tiempo para medir el momento de exhibir el tema.