Haz tu denuncia aquí

"Por la boca muere el pez"

México tendrá que cumplir primero los compromisos en materia laboral, garantizar su implementación y demostrar cumplimiento; discurso que demanda acciones y representa retos inmediatos para el país

OPINIÓN

·
Hoy más que nunca, aplica el dicho popular: a las palabras se las lleva el viento. En los tiempos en los que todo es público, los principios en materia de comunicación están cambiando. Acciones congruentes con una narrativa correcta, es lo que necesita quien pretenda sobrevivir, porque el ejercicio del poder y la política, también es construir y administrar escenarios. Para eso, las emociones de la sociedad son clave. En México vivimos entre la esperanza de que por fin se está haciendo lo que hoy parece correcto desde el gobierno y… un estado de ánimo turbio, combinación peligrosa. Sobran ejemplos en todos los niveles. Mientras el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, convierte la frontera en un embudo, el nuevo T-MEC (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) sigue en proceso de convertirse en acciones de comercio. En días recientes, la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, la demócrata Nancy Pelosi, señaló que para su aprobación, México tendrá que cumplir primero los compromisos en materia laboral, garantizar su implementación y demostrar cumplimiento; discurso que demanda acciones y que representa retos inmediatos para el país. El ámbito social también tiene obstáculos. Ahí tenemos esta nueva ola del movimiento #MeToo que, sin duda, tiene como origen una buena intención, pero todavía no sabemos los alcances. En EU se han publicado estudios que hablan de las consecuencias: un ambiente de trabajo hostil para ambos géneros, ausentismo, renuncias, baja productividad, recortes de otros empleados, incluso una disminución de la contratación de mujeres por miedo a que cualquier acción pueda percibirse incorrectamente. Todos ellos discutibles o posiblemente erróneos, pero ¿debemos desestimarlos? Esta situación también tiene impacto en las personas. SEGURIDAD Siemens Servicios y Ternium comunican palabras que “se las lleva un accidente”. En sus respectivos reportes de sustentabilidad hablan de que la seguridad es parte integral de su operación, pero a la hora que le ponemos un nombre y rostro (Karla, ingeniera empleada de Siemens Servicios desempeñando responsabilidades en una planta propiedad de Ternium México accidentada el 13 de junio de 2017), el asunto cambia, todo cambia. Hechos que contrastan dichos. Ternuium publica en su página web su reporte de sustentabilidad presumiendo una mejora en los indicadores de seguridad y esfuerzos para lograr cero accidentes en sus instalaciones. Un simple googlazo nos lleva a otro incidente en su planta de Apodaca, en diciembre de 2018. Evadir la realidad y hacer un mal uso de la comunicación corporativa, lleva a un golpe a la credibilidad. Cuidado, en tiempos de la #4T, se ha pedido expresamente inversión con dimensión social. Eso incluye que no evadir responsabilidades. Para ellos y para todos, es urgente ver a la comunicación desde otra perspectiva. #LinkedIn publicó las Top Companies 2019. Grupo Salinas, de Ricardo Salinas Pliego, se ubica como #1 donde los mexicanos quieren trabajar. #Enhorabuena. *Analista político y financiero