Haz tu denuncia aquí

Inolvidable

EL PORTUGUÉS CRISTIANO RONALDO DEJARÁ PARA LA HISTORIA UN GOL ANTOLÓGICO Y CONSAGRATORIO

OPINIÓN

·
Ayer se cumplió un año de la fantástica chilena de Cristiano Ronaldo en la Champions frente a la Juventus de Turín, en el campo del equipo italiano, dentro de la UEFA Champions League. El portugués dio un paso hacia atrás, acomodó el cuerpo, voló por los aires y metió de lleno el empeine del pie derecho para vencer la portería defendida por el arquero Gianluigi Buffon. El remate acrobático fue perfecto. Un gesto técnico extraordinario, lleno de plasticidad y estética, a cargo del superhombre del balompié contemporáneo. Para ejecutar una chilena, el centro tiene que venir ligeramente retrasado. El mexicano Hugo Sánchez fue el gran maestro de este tipo de maniobras, no en balde la chilena fue rebautizada como huguina, gracias a la forma portentosa en que ejecutaba este tipo de remates el goleador de la colonia Jardín Balbuena. Sigo pensando que las chilenas de Hugo fueron mejores que las de Cristiano. El delantero mexicano era un auténtico especialista. Recuerdo la legendaria anotación del Penta en los últimos años 70 en la cancha del Estadio Azteca. Un remate con mayor grado de dificultad, puesto que el centro fue muy largo, casi desde la banda izquierda, por parte de su compañero Chucho Ramírez. Hugo aprovechó el servicio para conseguir un gol espectacular, desde el pico del área grande. El balón entró a media altura con gran potencia en la portería defendida por Ricardo Antonio La Volpe, el guardameta argentino del equipo Atlante. No es choro: lo vi junto con mi padre desde atrás del arco azulgrana. ANECDÓTICO También el día de ayer se cumplieron 25 años del polémico debut de Humberto Filizola, a la sazón rector de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, con la camiseta anaranjada de los Correcaminos tamaulipecos. Contaba con 44 años de edad. En entrevista que hicimos ayer, Filizola rechazó que la vanidad haya impulsado su deseo de presentarse como jugador de futbol en un partido contra el América, en el mes de abril de 1994, en el Estadio Marte R. Gómez de Ciudad Victoria, Tamaulipas. Filizola, ahora de 69 años de edad, reitera que quiso demostrar a la juventud tamaulipeca que no hay imposibles y que si se le volviera a presentar la oportunidad, sin duda la aceptaría. En el partido de marras, el rector estuvo a punto de marcarle un gol al portero americanista Adrián Chávez. ¿Se imaginan si lo hubiera concretado? El técnico de los Correcaminos en aquella época era Jesús Bracamontes, actual comentarista en la televisión. En ese equipo jugaba como defensa central nuestro compañero y amigo Francisco Gabriel de Anda. Era la primera oportunidad de Paco en el balompié profesional. Una anécdota curiosa en la picaresca del futbol mexicano.

Por HERIBERTO MURRIETA

@BETO_MURRIETA