Haz tu denuncia aquí

Rocío Barrera Badillo: Educación con equidad, reforma de a de veras

Esta nueva reforma garantiza los derechos laborales y la estabilidad en el trabajo, establece un sistema para la mejora continua

OPINIÓN

·
Hace poco más de seis años, enmarcado por el fallido Pacto por México, el presidente Peña proclamaba con bombo y platillo una reforma educativa que era producto del acuerdo cupular de los partidos políticos que en aquellos momentos dominaban la escena pública. Un acuerdo que no se tomó siquiera la molestia de escuchar a uno de los actores principales del proceso educativo: los maestros de México. En aquella reforma educativa de 2013 se establecía la evaluación estandarizada y homogénea para todas las regiones del país con un efecto punitivo en la permanencia laboral de los maestros. Estaba cargada de una visión centralista y orientada exclusivamente a las demandas del mercado, que estableció un servicio profesional docente a modo para las autoridades, a costa siempre del profesor. Pero esa historia está muy cerca de ser cambiada. En días recientes, las Comisiones Unidas de Educación y Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados aprobaron, con el aval de diputadas y diputados de todas las bancadas, un dictamen que toma como base la iniciativa presentada por el presidente López Obrador, de lo que, sin duda, será una de las grandes aportaciones de la Cuarta Trasformación: la nueva realidad educativa, una enseñanza con equidad y que revaloriza al magisterio como agente de transformación. Y es que, cuando una iniciativa es bondadosa y efectiva, genera la adhesión de los actores políticos y sociales involucrados y el respaldo ciudadano. Aunado, hay que decirlo, al tacto político del coordinador de Morena, Mario Delgado, quien ha manejado atinadamente las negociaciones en torno a este proceso parlamentario. Esta nueva reforma garantiza los derechos laborales y la estabilidad en el trabajo, establece un sistema para la mejora continua a través de la formación, que promueva la promoción vertical y horizontal de los maestros. Tiene un enfoque regional y local, pluricultural y pluriétnico, con propuestas pedagógicas geolocalizadas que ponen al magisterio en el centro, otorgándole una participación activa en el proceso educativo. Esta reforma traerá equidad a la educación porque establece la educación superior obligatoria, prioriza la educación especial, impulsa acciones para mejorar las condiciones de vida de los educandos en las escuelas de educación básica de alta marginación, mandata el establecimiento de políticas incluyentes y transversales para estudiantes en vulnerabilidad social, establece una educación plurilingüe e intercultural para los pueblos y comunidades indígenas, fortalece las escuelas normales públicas y se pone verdadero acento en una educación humanista para la vida y el desarrollo nacional. Pronto una nueva realidad se pondrá en marcha en nuestro país, que reconoce a los maestros como agentes fundamentales del proceso educativo y su contribución activa a la trasformación social; una nueva realidad educativa, que combate las desigualdades socioeconómicas, regionales y de género para garantizar el ejercicio pleno del derecho a la educación para y todos.  

Por DIP. ROCÍO BARRERA BADILLO

PRESIDENTA DE LA COMISIÓN DE GOBERNACIÓN Y POBLACIÓN @ROCIO_BARRERAB