Haz tu denuncia aquí

Los días y los años. Javier Corral Jurado y sus 'ternuritas” no espantan a AMLO

AMLO es un mandatario que tiene bien definidos sus objetivos para los próximos seis años

OPINIÓN

·
El presidente Andrés Manuel López Obrador, con el largo colmillo político que lo caracteriza, desbarató con una ironía la mini conjura que trató de armarle el histriónico gobernador de Chihuahua, Javier Corral. AMLO llamó ternuritas a los ingenuos que engatusó el taimado de Corral, con su convocatoria a un grupo de “notables” para convertirlos en contrapeso del poderoso mandatario mexicano. Pero estuvo tan mal hecha la jugarreta, que a las pocas horas de que la noticia fue publicada por el despistado de Juan Pardiñas en Reforma, varios de los integrantes de la presunta conjura se deslindaron de inmediato. Como bien lo dijo López Obrador, conformar una oposición no es una ocurrencia, es algo que se construye tejiendo muchas redes; escribiendo, planeando, viajando y sobre todo hablando sobre un proyecto democrático a todos aquellos a tirios y troyanos. Andrés Manuel es el mejor ejemplo de esa forma de hacer política. Le tomó casi 18 años conseguir el omnipresente y casi total poder que hoy ostenta. AMLO es un mandatario que tiene bien definidos sus objetivos personales para los próximos seis años, y esa es la razón de que, a pesar de algunos resbalones, tanto de él como de sus colaboradores, sigue manteniendo una popularidad de las más altas que haya tenido presidente alguno en México. Javier Corral quiso ponerse con Sansón a las patadas. Falló su cerril estratagema. No supo convocar a los grupos de oposición que efectivamente se habían manifestado en contra del mandatario del actual gobierno. Los “conjurados” no tienen afinidad entre ellos mismos en lo que a las formas de la protesta social se refiere. Corral representa un gobierno de ultraderecha que nada tiene que ver con posiciones de lucha social genuina como sí lo es la izquierda del EZLN, de algunos sindicatos o movimientos feministas. Javier Corral está en retirada política y debe reformular su estrategia y conformar un verdadero contrapeso al poder presidencial. Por el momento, AMLO no tiene contrapesos ni políticos ni mediáticos de fuerza a su arraigado estilo personal de gobernar. Eso sí existen, como ya mencioné movimientos de coyuntura que hacen ver inconformidad popular. Corral debe recordar que tiene graves y urgentes pendientes en Chihuahua, aclarar hasta el asesinato de la periodista Miroslava Breach, reducir los niveles de violencia y los feminicidios en Cd. Juárez que nuevamente se encuentran al alza.  

josecamacho @gmail.com

@joseluiscamacho