Haz tu denuncia aquí

Nieto de Zapata impugna consulta de AMLO

Aseguró que se trató de un ejercicio “ilegal y amañado en favor de la CFE”

OPINIÓN

·
Ha sido impugnada ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación la consulta del gobierno de López Obrador sobre la operación de la Termoeléctrica de Huexca, Morelos, llevada a cabo los días 23 y 24 de febrero, la cual supuestamente le dio el sí al proyecto con 59.5% de los votos. Llama la atención el nombre de la persona que promueve el juicio. Se trata de Jorge Zapata González como se llama al nieto del revolucionario Emiliano Zapata. El descendiente del general causó sorpresa en enero al aparecer en una conferencia mañanera con el Presidente de la República para anunciar que este 2019 sería dedicado a recordar la gesta histórica que encabezó el caudillo en su lucha contra la tiranía de Porfirio Díaz. Pocos días después de aquella aparición con Andrés Manuel en Palacio Nacional, donde el nieto del general gritó: “¡Viva México, cabrones!”, éste externó públicamente su desacuerdo con el proyecto presidencial y tras la consulta aseguró que se trató de un ejercicio “ilegal y amañado en favor de la Comisión Federal de Electricidad y no a favor del pueblo”. A menos que se trate de un homónimo estaríamos hablando de otra persona, pero el nieto del general había dicho que recurriría a todas las alternativas o que incluso se moriría en la raya para impedir que se levante la generadora de energía eléctrica. La termoeléctrica de Huexca forma parte del Proyecto Integral Morelos, que consiste en una central que cuenta con una planta que produce energía eléctrica con un generador accionado por una turbina de gas. Zapata González y su movimiento sostienen que si opera la termoeléctrica de Huexca se llevarán el agua del río Cuautla con la cual riegan sus cultivos en este municipio. De acuerdo con el expediente SUP-JDC-40/2019 a cargo de la magistrada Mónica Aralí Soto Fregoso, los agravios son los siguientes: En ningún medio legal se encuentra regulada la encuesta, por lo tanto no se apega a derecho y vulnera el artículo 35 constitucional fracción VIII (derecho de los ciudadanos para votar en consulta). La convocatoria no garantizó ningún principio rector, ya que convoca a consulta y no señala bases ni lineamientos. También se queja de que el Presidente haya calificado la consulta como legal cuando carece de certeza jurídica. Debió realizarse, se lee en la lista de agravios, de acuerdo con las formalidades necesarias, es decir a solicitud del mandatario federal al Congreso. No es todo. Dice que el ejercicio no cumple con las garantías constitucionales de autonomía, objetividad, certeza ni independencia, toda vez que el actor considera que el Ejecutivo Federal se extralimitó en sus funciones y entre otras violaciones a las garantías destaca la de no contar con elecciones auténticas porque la referida consulta no tuvo boletas con folios, mamparas ni observadores como establece el artículo 25 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. La papa caliente en que se ha convertido el proyecto que empezó con Calderón, que ardió con la ejecución del principal opositor Samir Flores, y que AMLO no quiere frenar porque dice que se perderían 25 mil mdp (eso no importó para frenar el NAIM), no se enfría. ¿Podrán los Zapatas ganarle a la Presidencia de la República? ¿Hasta dónde van a llegar las presiones en el Tribunal? Eso muy pronto lo vamos a saber.