El absurdo cotidiano

El Presidente tiene talento para guiar y encauzar la discusión pública: quita y pone temas en la agenda

OPINIÓN

·
Todos los días hay un nuevo absurdo que tiene a medios, comentaristas y redes sociales en una vorágine de insultos y posturas improvisadas. El lunes fue el abucheo en el estadio; el martes y miércoles la pifia de la carta del Presidente al rey de España, y la semana pasada los chismes y anécdotas que “escribió” Tatiana Clouthier. La discusión pública, en medios y redes está dominada por banalidades mientras suceden eventos trascendentales. Vivimos obsesionados por la ocurrencia del día y hemos hecho del absurdo nuestra cotidianidad. El caso más preocupante es la violencia en la que está sumido el país. Algunas noticias de nota roja llegan a los titulares, cuando son más de cinco muertos, pero la magnitud de la crisis ya no parece ser noticia. Estamos en el peor momento de 12 años de guerra contra el narcotráfico. Las cifras publicadas la semana pasada son aterradoras. En febrero hubo más de 100 homicidios al día, nunca habíamos cruzado este umbral. Las cifras preliminares y las noticias de este fin de semana indican que marzo será aún peor. A este paso, cerraremos el año con cerca de 40 mil víctimas, la cifra más alta desde que se lleva registro. Hemos normalizado la violencia. En el sector energético, las noticias tampoco son buenas. La fragilidad financiera de Pemex es un riesgo real que podría arrastrar a toda la economía. Es cierto que esto no es culpa del nuevo gobierno, como lo dijo Alfonso Romo, “es increíble que en los últimos tres años de la administración anterior, Pemex haya incurrido en 50 billones (sic) de dólares de deuda y no haya un barril de petróleo más”. Pero las acciones del gobierno no ayudan. El Presidente se burló del Senado mandando los mismos candidatos para comisionados de la CRE, se repiten 11 de los 12 candidatos. Por otro lado, el gobierno insiste en hacer una refinería que perderá dinero con licitaciones restringidas. El martes por la tarde, mientras todos los medios comentaban los pormenores de la carta, en el Senado se discutía la revocación de mandato, una reforma que transformará, para bien o para mal, nuestro sistema político. Si se aprueba, el Presidente estará en la boleta en el 2021, al mismo tiempo que se eligen 13 gubernaturas y Cámara de Diputados. Y el miércoles, Comisiones Unidas de Educación y Puntos Constitucionales aprobaron el dictamen de la nueva Reforma Educativa. Al mismo tiempo, la CNTE, que tiene más de 30 diputados, tenía bloqueados los accesos a San Lázaro porque quiere 50% del control de las plazas magisteriales. El Presidente tiene un talento enorme para guiar y encauzar la discusión pública: quita y pone temas en la agenda a punta de mañanazos. Pero es desconcertante que la discusión nacional obvie temas tan relevantes por la ocurrencia de la semana. Mientras se está definiendo el futuro económico, político y de seguridad del país todos buscan al tuitero con la opinión más inocua y llena de lugares comunes para retuitear.  

@jorgeacast