Haz tu denuncia aquí

¿Qué califican las calificadoras?

Las calificadoras tienen una metodología clara y transparente, y criterios fijos para todo el mundo

OPINIÓN

·
El pasado 29 de enero, la agencia calificadora Fitch Ratings bajó la calificación de Pemex dos niveles, situándola solamente a un nivel de caer en “bonos basura”. También, el lunes de la semana pasada, Standard & Poor’s cambió la perspectiva de Pemex de estable a negativa, después de que la misma calificadora modificara la perspectiva de todo México en la misma dirección, de estable a negativa. ¿Pero qué son, qué hacen y cuál es la importancia de las agencias calificadoras? La SHCP, a través de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, otorga autorización para operar en México a las “instituciones calificadoras de valores” (ICVs, y son siete en la actualidad). Las tres principales agencias calificadoras que existen en el mundo son Standard & Poor’s, Fitch Ratings y Moody’s; además de HR Ratings que es una agencia mexicana altamente reconocida. Todas ellas califican la capacidad de pago que tienen los países, las empresas y otras entidades financieras, para cumplir con sus compromisos adquiridos, es decir, la capacidad que tienen para poder pagar su deuda. A esto, se le conoce como calificación crediticia. Además de la calificación, cada reporte considera una perspectiva, que indica hacia dónde podría moverse la calificación en un futuro. Su principal función es determinar los grados de confianza o desconfianza, de certidumbre o de riesgo que implican las inversiones. Mejor calificación y mejor perspectiva significan certidumbre y menor riesgo para los inversionistas. Las agencias calificadoras tienen una metodología clara y transparente y tienen criterios fijos y homologados para todo el mundo. Uno de estos criterios es la sistematización de la información que permite se califiquen sobre la misma escala y bajo los mismos elementos. Es un hecho, que desde que tomó posesión el nuevo gobierno, de las cuatro principales calificadoras, una ya haya bajado la calificación a Pemex; dos hayan cambiado la perspectiva a negativa a Pemex; y una haya cambiado la perspectiva al país (llamada calificación soberana), los mercados internacionales están viendo en México mayor riesgo y mayor incertidumbre. Y es responsabilidad de las agencias calificadoras informar esto al público inversionista a fin de que tomen decisiones. Si los inversionistas dejan de poner su dinero en México y lo llevan a destinos más seguros, eso significaría menor generación de empleos en nuestro país. Por donde se le quiera ver, éstas son malas noticias para los mexicanos. Entre lo que argumentan las calificadoras que ha aumentado el riesgo en nuestro país están: políticas públicas que generan incertidumbre para la inversión, la baja de perspectiva de crecimiento y falta de claridad en la estrategia de Pemex. Si no corregimos el rumbo, lo van a corregir los inversionistas y ello es igual a menos crecimiento, menos empleo, menos bienestar.    

@vrubiomarquez