Haz tu denuncia aquí

El juicio moral

Inicia el gobierno de Andrés Manuel López Obrador el proceso para investigar a los regímenes del pasado

OPINIÓN

·
El presidente Andrés Manuel López Obrador publicó ayer un decreto mediante el cual ordena a las dependencias del gobierno federal abrir toda la información relacionada con violaciones a los derechos humanos, persecuciones políticas y actos de corrupción, con lo que prácticamente inició lo que anunció hace unos días: el juicio al régimen neoliberal. El acuerdo, difundido a través del Diario Oficial de la Federación, establece diversas acciones para transparentar toda clase de documentos relacionados con esos temas, y puedan ser consultados por cualquier persona interesada, en el Archivo General de la Nación. Andrés Manuel ya lo había anticipado. No sólo eso, el 20 de febrero propuso una consultada ciudadana para enjuiciar a los ex presidentes de México. “Queremos abrir los expedientes, que empecemos por los de arriba y que lo decidamos entre todos. Y para ser más claro, queremos una consulta para enjuiciar, si existen elementos, desde Carlos Salinas hasta Enrique Peña, pasando por Zedillo, Fox y Calderón”. Se dijo partidario de un juicio al régimen neoliberal y de “desnudar” la política del pillaje, el saqueo y el engaño. Lo que sí aclaró es que no buscan encarcelar a los ex presidentes, porque eso llevaría a la confrontación. A pesar de eso, enumeró los “delitos” por los que podrían ser enjuiciados: Carlos Salinas de Gortari: Por privatizar recursos públicos, y porque muchas personas allegadas a él se quedaron con bienes sin una licitación. Ernesto Zedillo: Convirtió deudas privadas en deuda pública, en específico por el caso Fobaproa. Vicente Fox: Por la entrega de concesiones para la explotación de 30 millones de hectáreas para la industria minera, por traición a la democracia y por el fraude electoral de 2006. Felipe Calderón: Por la guerra contra el narcotráfico y por iniciar una estrategia de seguridad que ha provocado a la fecha 250 mil muertes. Y a Enrique Peña Nieto: Por actos de corrupción. Para Andrés Manuel y sus secretarios está muy claro que varios de esos “delitos” ni siquiera están tipificados, y es muy poco probable que a un ex presidente se le pueda juzgar por traición a la democracia o por declararle la guerra al narco, por ejemplo. Y es ahí donde podría estar la razón para que AMLO haya tomado la decisión de abrir los expedientes secretos de los gobiernos anteriores. Aparentemente no hay elementos para una investigación formal y mucho menos para castigar a los ex mandatarios, pero qué mejor que sea el ciudadano de a pie el que lo haga y, de paso, que el régimen le ponga un estate quieto a dos tuiteros que para algunos son un dolor de cabeza: Vicente Fox y Felipe Calderón. Y así asistimos a lo que bien podría empezar a denominarse como el juicio moral.  

...

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: “Un juicio es un concurso de mentiras. Y en la sala o en la plaza todo el mundo lo sabe”.    

alfredo.gonzalez@heraldodemexico.com.mx

@alfredolez