Haz tu denuncia aquí

PAN, tras la contraloría del Congreso

El mecanismo de elección no es tan simple, pues debe ser electo por las dos terceras partes del Pleno

OPINIÓN

·
El grupo parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso de la Ciudad de México mantiene la bonita costumbre de negociar su colaboración a cambio de espacios y cargos públicos. Así han operado en los últimos dos sexenios. Ahora tienen la mira puesta en la Contraloría del Legislativo. Salvo uno que otro legislador, la bancada de Acción Nacional transita tranquila en el Congreso, no quiere pleitos, quiere cargos, para poder colocar a su gente, porque lo que tienen no es suficiente para darle trabajo a su gente. Incluso, andaban tras los espacios del Canal del Congreso. Durante la toma de posesión de Claudia Sheinbaum Pardo, el secretario general del PAN capitalino, Ernesto Sánchez, acompañado de los nuevos diputados, se le acercó a Raúl Flores, dirigente del PRD y le preguntó sobre cuánta gente suya seguía en el canal. Era un asunto que querían revisar, suena lógico porque el Comité del canal lo preside el diputado panista Pablo Montes de Oca. Hasta el momento, el mejor espacio que han podido negociar fue el cargo de comisionada en el Instituto de Transparencia de la Ciudad de México, para la esposa de Rodrigo Moreno, secretario técnico del diputado Jorge Triana; esto no es raro porque en la última legislatura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), impulsaban para esa responsabilidad a la esposa Rafael Medina, el técnico de Jorge Romero, aquel que se hizo famoso durante el mundial de futbol en Brasil por el tema de acoso. Quizá la nueva comisionada sepa más del tema, pero lo que es innegable es que fue resultado de una negociación. A finales de 2018, el Congreso local aprobó la designación de Juan José Serrano como secretario de la Contraloría de la Ciudad de México, previa reforma a la Ley de Auditoría y Control Interno de la Administración Pública local, para que esta dependencia nombre a los 190 contralores de las diferentes entidades del gobierno. El PAN respaldó la postulación de Serrano Mendoza, ya se verá si le regresan el favor cuando empiecen los nombramientos de los órganos de control, finalmente se trata de muchos espacios a cubrir En el caso de la Contraloría del Legislativo, el mecanismo de elección no es tan simple, porque de acuerdo con el reglamento interno, debe ser electo por las dos terceras partes del pleno del Congreso a partir de una terna que haga el Comité de Participación Ciudad del Sistema Anticorrupción. Por eso ve un poco enredado poder cumplirle este gusto al PAN. Además, quien sea el contralor del Congreso formará parte del Comité Coordinador del Sistema Local Anticorrupción, instancia que será la responsable de diseñar y evaluar las políticas públicas de combate a la corrupción; quién sabe si el nuevo gobierno quiera tener sentados en esa mesa a un personaje con vínculos del grupo que maneja el panismo en la Ciudad de México.  

barajasurias@gmail.com

@esbarajas