Haz tu denuncia aquí

¿Cómo es posible?

Lo que el Estado debe hacer es planear, conducir, coordinar y orientar

OPINIÓN

·
Leemos, en el tercer párrafo del artículo 25 constitucional, que “el Estado planeará, conducirá, coordinará y orientará la actividad nacional”, lo cual suena bien porque lo que el Estado debe hacer es planear, conducir, coordinar y orientar, siendo lo contrario la improvisación y el “ahí se va”, que en economía no conducen a nada bueno, y porque lo que el Estado planeará, conducirá, coordinará y orientará es la actividad económica nacional (AEN), de cuya buena marcha depende que sigamos comiendo tres veces al día. Por ello qué bueno que el Estado, que para todo efecto práctico es el gobierno, planee, conduzca, coordine y oriente la AEN. Lo que hay que tener en cuenta es que la AEN no existe, es una abstracción, y que lo que realmente existe son las actividades de los agentes económicos, individualmente considerados, actividades que se dan tanto por el lado de la producción, oferta y venta, como por el de la demanda, compra y consumo, por lo que la única manera de planear, conducir, coordinar y orientar la AEN es planeando, conduciendo, coordinando y orientando las actividades de los agentes económicos, sobre todo por el lado de la producción, la oferta y la venta de bienes y servicios, lo cual, si fuera el caso, que no lo es, atentaría contra la libertad para trabajar, reconocida y garantizada en el artículo quinto de la misma Constitución: “A ninguna persona podrá impedirse que se dedique a la profesión, industria, comercio o trabajo que la acomode, siendo lícitos”. ¿Dónde quedaría la libertad de los agentes económicos si el gobierno planeara, condujera, coordinara y orientara sus actividades? Quienes redactaron el tercer párrafo del artículo 25 constitucional, ¿se lo preguntaron? Parte de la respuesta la tenemos en el mismo párrafo en el cual se afirma que el gobierno planeará, conducirá, coordinará y orientará la AEN, llevando a cabo la regulación y el fomento de las actividades que demande el interés general, “en el marco de libertades que otorga esta Constitución”. ¿Cómo es posible que permitamos que la Constitución esté redactada en tales términos? El ser humano es libre porque está en su naturaleza serlo, porque tiene la capacidad para decidir y elegir, libertad que es el fundamento de su dignidad como persona. El ser humano es libre porque es libre, no porque la Constitución le otorgue libertades, mismas que, así como otorga, puede quitar. ¿Cómo debería estar redactado ese renglón de la Constitución? “En el marco de libertades que reconoce y garantiza esta Constitución”, siendo la principal tarea del gobierno reconocer plenamente, definir puntualmente y garantizar jurídicamente los derechos de la persona, entre los cuales se encuentra el derecho a la libertad, derechos que son anteriores y superiores a los gobiernos y sus leyes, por lo que no pueden otorgarse, solamente reconocerse y garantizarse.

arturodamm@prodigy.net.mx

@arturodammarnal