Haz tu denuncia aquí

Yasmín Esquivel Mossa, inminente Ministra de la Corte

La terna para elegir al relevo en la Suprema Corte de Justicia confirma lo que narré hace cinco meses aquí

OPINIÓN

·
Durante la etapa de transición, antes de asumir la Presidencia, Andrés Manuel López Obrador ya había decidido que uno de los dos espacios vacantes que se generarían en el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sería para Yasmín Esquivel Mossa, esposa de su amigo el empresario José María Riobóo. El envío de la terna para elegir al relevo de la ministra Margarita B. Luna Ramos, quien termina su periodo de 15 años el 18 de febrero, confirma la intención que hace cinco meses le narré en esta columna y que ahora está a punto de confirmarse en los hechos. La nueva terna vuelve a estar compuesta por Loretta Ortíz, ex diputada federal de Morena, esposa de José Agustín Ortiz Pinchetti, también muy cercano amigo de López Obrador. Se incluyó nuevamente a Celia Maya, ex candidata de Morena a la gubernatura de Querétaro, quien no tuvo, ni tiene posibilidades de llegar al Máximo Tribunal. Es inminente que Esquivel Mossa será ministra y el hecho representa el planteamiento de un conflicto de intereses por ser la esposa de uno de los empresarios más cercanos al poder presidencial. Es significativo que en días pasados, personal del Tribunal de lo Contencioso Administrativo de la CDMX, del que todavía es presidenta la magistrada Yasmín Esquivel, vieron como su oficina fue prácticamente desocupada para preparar lo que sería su llegada al tercer piso de Pino Suárez 2. La terna no es plural, en el Senado donde no existe una oposición real, sólo se dará trámite a lo que se decidió antes del uno de diciembre de 2018. Hace unos días el titular del Ejecutivo publicitó el caso de Beatriz Sánchez Navarro Redo, quien fue tenedora de ocho mil acciones de Grupo Modelo y litiga ante la Segunda Sala de la Suprema Corte una devolución por concepto del ISR de 47 millones 722 mil pesos; días después, durante una gira por Tlaxcala se escuchó al Presidente una declaración delicada y preocupante. Anunció que había intervenido en el Alto Tribunal para evitar la devolución de recursos a cargo del erario. La confesión revela una acción que vulnera la independencia del Poder Judicial de la Federación, además de sentar un grave precedente en el que cualquier decisión que pudiera ser adversa al Ejecutivo Federal, en vez de ser defendida por las vías que otorgan las leyes y la Constitución, será atacada con recomendaciones. EDICTOS El amparo directo en revisión no se ha resuelto en definitiva, el caso fue returnado al ministro Javier Laynez, quien ya tiene encima una poderosa presión política, su propuesta de resolución y la votación en la Segunda Sala serán revisadas con lupa. Más allá del análisis jurídico, si se niega la devolución, ante la opinión pública se interpretará que el Presidente habrá impuesto su criterio por encima de la autoridad de los ministros. El tema es una bomba de tiempo. Hasta el jueves. @JENROMA27