Haz tu denuncia aquí

El bajo crecimiento de la economía

Resulta pertinente que el Plan Nacional de Desarrollo contenga un apartado relevante de rendición de cuentas

OPINIÓN

·
El INEGI recién acaba de dar a conocer que en 2018 el Producto Interno Bruto (PIB) de México creció a una tasa anual de 2 por ciento, cifra alejada de una tasa de 3.5-4.5 por ciento que se considera es el crecimiento potencial de nuestra economía. En la historia reciente cada inicio de administración se nos ha ofrecido un paquete de “medidas de cambio estructural” que nos llevarán a tasas más elevadas de crecimiento, una y otra vez nos han fallado. El crecimiento anual promedio en el sexenio de Peña se ubicó en 2.4 por ciento, con Calderón fue de apenas 1.7 por ciento y con Fox de 1.9 por ciento. Durante las campañas y el posterior proceso de planeación para integrar los correspondientes Planes Nacionales de Desarrollo se nos presentan diagnósticos y análisis de los factores estructurales que limitan el crecimiento de largo plazo, en los lapsos intermedios analistas especializados y muy particularmente los economistas nos perdemos en análisis de coyuntura, explicaciones van y vienen respecto al porqué no alcanzamos lo ofrecido, y salvo honrosas excepciones, el análisis estructural de la economía se mantiene ausente. La administración de Andrés Manuel inició el proceso de consulta ciudadana para integrar su Plan Nacional de Desarrollo, en el marco de la Ley Nacional de Planeación. Resulta pertinente que dicho Plan contenga un apartado relevante de rendición de cuentas, que incluya un lapso intermedio de reflexión y análisis respecto a si vamos en el camino correcto para superar los problemas estructurales que limitan nuestro crecimiento económico de largo plazo; foros públicos donde economistas y otros especialistas debatan de manera abierta, y de donde surjan propuestas para eliminar desviaciones, respecto a metas y objetivos. En su PND 2013-2018 Peña diagnosticaba “… México tiene un gran reto en materia de productividad. La evidencia lo confirma: la productividad total de los factores en la economía ha decrecido en los últimos 30 años a una tasa promedio anual de 0.7 por ciento. El crecimiento negativo de la productividad es una de las principales limitantes para el desarrollo nacional…”. Diagnóstico acertado, en el periodo 2013-2017 datos del INEGI indican que el índice de la productividad total de los factores creció a una tasa anual promedio negativa de 0.2 por ciento, el resultado, se mantuvo una baja tasa de crecimiento del PIB, si se tenía el diagnóstico correcto ¿por qué no se corrigieron desviaciones a tiempo?. Evaluar periódicamente los resultados de las políticas públicas adoptadas, con un marco de rendición de cuentas, que permitan corregir desviaciones, trae por consecuencia resultados positivos. Ejemplo de ello han sido las telecomunicaciones, un sector recurrentemente evaluado por gran cantidad de analistas y sujeto a fuerte debate público; pues bien, durante 2013-2018 el PIB de las telecomunicaciones observó una tasa de crecimiento anual promedio de 11.2 por ciento, muy superior al 2.4 por ciento registrado por la economía en su conjunto.  

ADELACRUZV@MERKARIS.COM

@RUIZDELAVEGAMEX