Haz tu denuncia aquí

Alito quiere dirigir al PRI

Reconoce que en la actual coyuntura, en el Partido Revolucionario Institucional existe un gran desánimo

OPINIÓN

·
Alejandro Moreno Cárdenas, que asegura que lo suyo, lo suyo, es hacer política, que se define como “perro de caza”, con esa agudeza que se requiere para las lides políticas y que es capaz de sentarse con el presidente Andrés Manuel López Obrador y negociar porque a él, el tabasqueño siempre lo ha tratado bien, quiere convertirse en el nuevo dirigente del PRI para que ese partido tenga destino y no pierda su camino. Reconoce que en la actual coyuntura, en el Partido Revolucionario Institucional existe un gran desánimo y esa situación hay que revertirla. “En el momento en el que el PRI emita la convocatoria, ahí voy a estar”, -asegura Alito-, sin embargo, el mandatario estatal está consciente de que tiene que ser sumamente respetuoso de la ley, ya que no sólo es gobernador, sino presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores, Conago. Con su nuevo objetivo en la mira, Moreno Cárdenas llevará como compañera de fórmula a la hidalguense Carolina Viggiano, esposa del ex gobernador y diputado Rubén Moreira. Se pronuncia por un método de selección abierto con padrón y pone como fecha para la elección entre octubre y noviembre, “porque el tema de la convocatoria no es un tema de prisas” aunque él ya está trabajando. “Yo veo que siempre nos han dicho que el PRI va a desaparecer, un partido que tiene 90 años y es el más longevo… el PRI es un partido político que está en la realidad y transita la gobernabilidad de este país. “Sin embargo, queremos que en las elecciones de este año nos vaya bien. Después de eso, el Revolucionario Institucional tendrá que entrar en un proceso de reforma profunda. “Quiero ser una alternativa porque yo soy priista y quiero que mi partido sea una oposición firme, valiente y coadyuvante con el gobierno para tener una propuesta clara”. Explica el mandatario que tiene viabilidad y edad a sus 43 años. Se califica como una persona que ha vivido en la competencia permanente y que han dicho de él todo, “y si creen que con mentiras van a tirar mi aspiración, al contrario, la van a fortalecer”. El gobernador campechano ha conversado con todos los aspirantes: José Narro, la exgobernadora Ivonne Ortega, René Juárez, Miguel Ángel Osorio Chong, excepto con uno, el oaxaqueño Ulises Ruiz. Incluso, platicó con la actual dirigente nacional de su partido, Claudia Ruiz Massieu. “La actual dirigencia tiene todo mi respaldo y ellos van a conducir un cambio con apertura”, dice Moreno Cárdenas. Asegura que tiene también el apoyo de la militancia tricolor, “mi gran aliado es la militancia” y por eso se requiere al frente del Revolucionario Institucional a “una gente con visión”, “el PRI es de todos los que somos priístas”, de ahí que reitera que en su proyecto hay espacio para todos los que aspiran al liderazgo de este partido.  

COLABORADORA