Haz tu denuncia aquí

Conjugando huachicolear

De convenio en convenio (10 millones por aquí, 20 por allá) le fueron bajando muchos millones al erario

OPINIÓN

·
Pemex, la petrolera del Estado resultó ser un queso gruyere, con hoyos por todas partes, desde los que se escurren las ganancias verdaderas, que sí, todavía existen en el mercado de hidrocarburos. Los servicios, los insumos y hasta el hielo. Ayer, la Secretaría de la Función Pública (SFP) ratificó que por lo menos tres funcionarios de Petróleos Mexicanos están involucrados en un esquema de desvío de recursos. Nada que no imagináramos. Y, por supuesto, no descartan la participación de más funcionarios, también de empresas. Como consecuencia, esperan que el quebranto de la paraestatal sea mucho mayor que lo que habían estimado los hoy funcionarios de la 4T antes de tomar posesión de sus cargos. Cuando Irma Eréndira Sandoval, al frente de la SFP, proporcionó los nombres de los funcionarios que encontraron responsables, se paró delante de los periodistas en la conferencia mañanera del Presidente y estaba incómoda. Los nombró rápido: Miguel Ángel Lozada Aguilar (director de Pemex Producción y Exploración), Héctor Salvador Salgado Castro (subdirector coordinador operativo y comercial) y Luis Galván Arcos (gerente de operación y control financieros de procesos industriales y logística). Los mencionados participaron como firmantes responsables de 25 convenios, no 6 como se creía originalmente, con instituciones de educación pública, en materia de asesoría y servicios técnicos, por ejemplo. En muchos casos, esas instituciones no tenían la capacidad para eso. De convenio en convenio (10 millones por aquí, 20 por allá) le fueron bajando muchos, muchos millones al erario y así se armó en parte lo que hoy conocemos como La Estafa Maestra. Pero… esto es apenas el comienzo. En Pemex trabajan unos 110 mil empleados, nadie imagina que se puede burlar una estructura semejante sólo con la participación de 3 personas, ¿cierto? No es que Pemex sea un nido de ratas… es que resulta sencillamente imposible pensar que no haya varias personas involucradas en cada área. Si 6 de cada 10 mexicanos reconocen haber participado alguna vez en un acto de corrupción (dato de Transparencia Internacional), quiere decir que trasladando el muestreo, al menos 6 mil 600 trabajadores de Pemex también lo hicieron. ¿Pura especulación? Probablemente, pero todo indica que dentro de la petrolera: tú huachicoleas, él huachicolea, vosotros huachicoleáis, aunque no se trate específicamente de robo de hidrocarburos. Por cierto, si acaba por convertirse en delito grave, como anunció AMLO, habrá que regularlo. No es lo mismo los que intentaban recoger gasolina en un cacharro de cocina, como sucedió en la explosión de Hidalgo, que los que le drenan miles de litros a los ductos del Estado. En fin. “Hasta el hielo”, escribí en el primer párrafo. Sí, el hielo: entre 2013 y 2017 Pemex gastó 45 millones de pesos en hielo para consumo humano, publicó el portal Sin embargo esta semana. Y todo eso… sin contar que el robo de combustible ha llegado hasta el cielo, literalmente. Se sabe también que México tiene aeronaves volando con combustible robado. Así de triste. Así de sencillo.