Haz tu denuncia aquí

Amenaza a tu opinión

Pasamos de largo al observar las manifestaciones bajo el argumento de que son movimientos que responden a un fin político. Lo mismo en la UNAM que en la Cámara de Diputados

OPINIÓN

·

Me perturba observar la forma en la que estamos ocultando el disenso en México. Lo hacemos porque aparentemente es más fácil estar de acuerdo.

Pongo un ejemplo, pasamos de largo al observar las manifestaciones bajo el argumento de que son movimientos que responden a un fin político, como si todo lo demás no lo hiciera. Lo mismo en la (Universidad Nacional Autónoma de México) UNAM que en la Cámara de Diputados y que en una mesa de amigos o negocios.

Las imágenes de un mundo en conflicto no son suficientes. Es más, ni siquiera parecieran alertarnos. Balazos en el Tecnológico de Monterrey o en Plaza Universidad se resuelven en la arena pública (en la de la seguridad podrías estar siendo distinto, habrá que seguir esperando los resultados) por Claudia Sheinbaum, nuestra Jefa de Gobierno, con palabras correctas en un comunicado de prensa. Es ocioso incluso leerlo. Peor cuando en general, las autoridades justifican las muertes como balance entre el crimen organizado.

Lo hace también Enrique Graue con llamados a la unión y promesas de que se actuará en consecuencia ante la violencia y delincuencia en el espacio en donde, a estas alturas y aprendiendo del pasado, debería ser espacio de conversación con quienes piensan distinto. Su discurso de toma de posesión pudo haber sido leído en cualquier otro momento y hubiese sido idéntico.

Estamos demasiado preocupados por no crispar la opinión del Presidente López Obrador, pero no nos damos cuenta que con ello estamos diluyendo, nosotros, la libertad de expresión. Lo que es peor, está claro que ni siquiera a él le molesta el disenso, de hecho, eso es justo lo que lo ha colocado donde está.

El hecho es que estamos demasiado emocionados con nuestras opiniones y eso está amenazando a la tuya y a la mía.

En búsqueda de alternativas de respuestas llegué a Guadalupe Nogués una doctora en biología que usa su pensamiento científico para aplicarlo a la comunicación.

“La imposibilidad de diálogo hace que las voces disminuyan hasta que queda una sola. Se confunde silencio con asentimiento y se crea una ilusión de consenso. Como se oye una sola opinión, parece que hay una sola. Asociamos la idea de censura con un poder que prohíbe desde arriba. Pero hay otra forma, la sutil, la que viene desde abajo, la que genera que nos retiremos” describe perfectamente la bióloga.

Quiero creer que en México estamos todavía en el momento en el que pensamos distinto, aunque nuestras opiniones se estén concentrando en una.

Tuve la oportunidad de participar como panelista en el seminario La Industria de Asuntos Públicos y las Relaciones IP–Gobierno en el México de AMLO de Integralia y el Tec de Monterrey. Básicamente la consultora invitó a su competencia a dialogar con quienes por naturaleza piensan distinto. Aplaudo de pie la iniciativa. Quedamos a deber quienes participamos justo porque nos dio miedo disentir. Lo grave es que tarde o temprano esto afectará al sector empresarial y con ello a la economía de México.

POR ÓSCAR SANDOVAL
CONSULTOR. SOCIO DE 27 PIVOT
OSANDOVALSAENZ@27PIVOT.COM
@OSANDOVALSAENZ

abr