Haz tu denuncia aquí

Siempre fue Bertha Luján

OPINIÓN

·

Desinflados quedaron en la carrera por la presidencia de Morena el líder de la bancada morenista en ese partido, Mario Delgado, y su actual lideresa nacional, Yeidckol Polevnsky, mientras todo se va “acomodando” para que Bertha Luján gane esa contienda, tal como lo anticipamos en este Periscopio desde el pasado 6 de junio (http://bit.ly/2WHqDAd).

Delgado, quien en agosto se placeaba con su aplomo de gallo giro, apoyado por varios de los grupos opuestos a Polevnsky y Luján, vio su Waterloo el pasado jueves: su diputada Lidia García metió una reserva a la Ley de Instituciones de Crédito para eliminar el párrafo que facultaba a la Unidad de Inteligencia Financiera, que encabeza Santiago Nieto aplicara extinción de dominio.

Con ello benefició a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, implicada en la Estafa maestra, y de la cual ella es funcionaria con licencia. Más aún, a su propuesta se sumaron sus compañeras de bancada María Isabel AlfaroMaría Marivel Solís Barrera y Jannet Téllez Infante, lo que derivó en que la propuesta fuera aprobada por 225 votos contra 223. 

No sólo eso: lo que lo dejó en la lona es que ese mismo día sus bancadas (PT y PES, incluidas), se reunieron con el presidente Andrés López Obrador, con resultados funestos, pues éste los tachó de corruptos y conservadores, porque le reclamaron por las partidas del Presupuesto 2020 que no podrán canalizar por su cuenta a los estados.

Por su parte, Polevnsky pretende alargar su permanencia en la presidencia de Morena, de forma indefinida, muy al estilo del depuesto boliviano Evo Morales, más allá del 20 de noviembre, fecha en la que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación le marcó como plazo para renovar los órganos de dirección.

Sin embargo, el presidente de la Comisión de Honor morenista, Héctor Díaz-Polanco ya le advirtió que esa “ampliación de mandato” (eufemismo cuatrotetista) sólo podrá ser efectivo cuatro días, no más allá del 24 de noviembre.

Bertha Luján, desde su posición como presidenta del Consejo Nacional de Morena, convocó ya a Congreso para que 3 mil de sus afines elijan una dirigencia interina que determinará el método para la elección del nuevo presidente nacional del partido en el poder. Es decir, será juez y parte en el proceso

Ninguna sorpresa, pues. Porque Luján, madre de la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, y de la secretaria ejecutiva adjunta del Sistema Nacional de Seguridad Pública,Bertha Alcalde, siempre ha sido la favorita de Palacio Nacional para encabezar Morena.

***

EN EL VISOR: Por si fuera poco, Morena pretende ir a una cacería de brujas contra sus propios integrantes. Adoradores del pensamiento único piden a gritos expulsar del partido a la senadora Lilly Téllez, por festejar la caída de Evo Morales, y a la diputada Lidia García, por frenar el intento de aplicar extinción de dominio a cuentas bloqueadas sin orden judicial.

POR RAYMUNDO SÁNCHEZ

RAYMUNDO.SANCHEZ@HERALDODEMEXICO.COM.MX 

@R_SANCHEZP