Haz tu denuncia aquí

Y llegarán más migrantes a México

La variante de este sexenio es apostar al hartazgo en los indocumentados. Los hace ir y venir, sin respuestas

OPINIÓN

·

El doble discurso del gobierno mexicano llevará a sus fronteras al caos. No sólo tiene protestas diarias de migrantes africanos y centroamericanos varados en el sur con la promesa de resolver su situación, sino que el objetivo principal de la detención de indocumentados es un fiasco: el flujo sigue. Porque mientras da un mensaje político que responde a las demandas de Trump; por otro lado, el negocio de la venta de documentos en operaciones hormiga se denuncia un día sí y otro no.

Y mientras la secretaria de Gobernación se reúne a puerta cerrada con el comisionado de la Organización de las Naciones Unidas para los Refugiados, el presupuesto para el próximo año es una cuarta parte de lo que según la Comisión Mexicana para Ayuda a Refugiados necesita para atender a las más de 48 mil solicitudes que tiene.

En 2014, eran poco más de dos mil; en los últimos dos meses, al menos 200 extranjeros manifiestan sus intensiones de ser asilados en México. Además, la oferta de las visas pareciera que sigue ahí o eso es lo que creen muchos de los migrantes que organizan las protestas en Tapachula.

La respuesta a los 800 africanos que se ampararon porque una nueva disposición del Instituto Nacional de Migración los obliga a salir por el sur, no por el norte para llegar a EU o Canadá deja muchas expectativas.

Algunas fuentes consultadas revelan que el plan es dejarlos salir poco a poco, de 50 en 50, para evitar un escándalo mediático que llegue a la Casa Blanca. Si algunos de ellos llegan a EU, sabrán que en el gobierno de la 4T hay cierta tolerancia y la tolerancia es un caldo de cultivo para los traficantes que lucran con la miseria de las personas.

Sucedió durante las dos últimas administraciones federales. Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto "administraron" el flujo migratorio: detenían a algunos, dejaban pasar a otros para botín del crimen organizado con gente del gobierno.

O simplemente apostaron a que la violencia en México hiciera las veces de policía migratoria con consecuencias harto conocidas como la matanza de los 72 migrantes en San Fernando, Tamaulipas, que precedió a miles y miles de abusos, robos, secuestros violaciones y asesinatos.

La variante de este sexenio es apostar al hartazgo en los indocumentados. Cierra estaciones migratorias, los hace ir y venir, sin respuestas. Todo para evitar reconocer que no puede con el tema, que está rebasado y necesita ayuda y corresponsabilidad no sólo de EU, sino de todo el mundo.

De los organismos internacionales, de los países de origen y de su propia ciudadanía que tiene que aceptar la incorrección política de vez en cuando.

POR GARDENIA MENDOZA
*PERIODISTA
ORBE@HERALDODEMEXICO.COM.MX


lctl