Haz tu denuncia aquí

Atrabancado

LA ENTRADA DESBOCADA, MAS NO ARTERA, DE ANTONIO BRISEÑO SOBRE GIOVANI dos santos, HA DADO MUCHO DE QUÉ HABLAR EN EL AMBIENTE DEL FUTBOL

OPINIÓN

·

Mucho se ha discutido la entrada de Antonio Briseño que lesionó a Giovani dos Santos el sábado pasado en Santa Úrsula.

Fue una entrada desbocada, tardía, pero no se aprecia mala intención, a pesar de lo cual el llamado Pollo ha sido satanizado por un sector de la afición.

¿Quién le iba a decir que le sucedería algo así, después de anotar un gol clave para la Selección Mexicana que ganó el Campeonato Mundial Sub 17 en ese mismo estadio? A 70 metros de distancia de la portería donde marcó aquella anotación histórica, le esperaba una acción muy aparatosa que lo dejará marcado.

Su tachón de aluminio, convertido en arma blanca, literalmente perforó el muslo de Giovani, que al ver la carne abierta entró en shock. Y no era para menos. Casi se desmaya de la impresión.

A lo largo de toda una vida en los toros, he visto cornadas con heridas idénticas a la que sufrió Gio. Los toreros no se inmutan y se niegan a ir a la enfermería. Pero comprendo perfectamente que un futbolista no esté acostumbrado a semejantes “cates”.

El joven defensa central es atrabancado. Se salta las trancas de la lógica. En varias ocasiones, lo hemos visto celebrar sus barridas como si se tratara de goles. Es producto de la intensidad y la pasión con que vive el juego. Recientemente, en un partido en Puebla, en la transmisión televisiva se hizo escarnio de la alharaca de sus festejos.

Briseño tiene que templarse interiormente para madurar y tener éxito en su carrera. Hay que saber canalizar tanta entrega y adrenalina. De lo contrario, seguirá recibiendo tarjetas rojas.

Es un buen muchacho. Tengo el gusto de conocerlo. Inauguramos juntos una escuela en Irapuato y en su plática pude conocer sus valores y sus ideales. Se sintió sinceridad en su disculpa a través de un video, aunque considero que debió quedarse la noche del sábado en la Ciudad de México para visitar personalmente a Giovani el domingo en el hospital. Estaba compungido, pero no hay nada como el contacto visual y la presencia física.

Ahora bien, la sanción de cuatro partidos de suspensión creo que se debe en gran medida al escándalo mediático que se armó, y a que el agredido estará inhabilitado durante varias semanas.

SENTIDO COMÚN

Gerardo Martino dice que “las horas libres son las horas libres”, exculpando así a los jugadores de la Selección Nacional, que organizaron su enésima fiesta, recientemente, en Estados Unidos.

Es verdad que al jugador no se le puede pedir una vida conventual, pero hay que tener sentido común para saber en qué momento es mejor taparse.

Lo digo por el delantero Alexis Vega, que se fue de fiesta después de que el Guadalajara recibió cuatro goles por parte del Pachuca y estaba a tres días del Clásico Nacional (donde la tunda incluyó otras cuatro anotaciones en contra). Con toda razón le han quitado 20 por ciento de su sueldo. Por no tener ni tantita autocrítica, por no guardar aunque sea un poquito de duelo ante la derrota.

 

POR HERIBERTO MURRIETA

BLASONESHM@GMAIL.COM

TWITTER: @BETO_MURRIETA 

INSTAGRAM: HERIBERTO.MURRIETA

abr