Haz tu denuncia aquí

Culiacán, un tema en debate

Desde hace meses, especialistas hablan de los cárteles como grupos de insurgencia criminal por sus tácticas

OPINIÓN

·

El arresto y liberación de Ovidio Guzmán, la semana pasada en Culiacán, puso a debate la relación de fuerza entre el gobierno mexicano y los cárteles.

"En estado tras estado, ya hace largo tiempo que el estado mexicano cedió a los cárteles, el control efectivo de pueblos ciudades y regiones completas", afirmó un reporte de The Associated Press.

Para Stratfor, el grupo de análisis de inteligencia: "Los cárteles mexicanos son más que simples pandillas callejeras; están bien organizados y fuertemente armados. Y, como se ve en este incidente, pueden desafiar la capacidad del gobierno para gobernar. Son una insurgencia criminal, y si el gobierno quiere mitigar verdaderamente la amenaza que representan, necesita adoptar un enfoque de contrainsurgencia más holístico en lugar de depender únicamente de la fuerza militar".

De hecho, ya hace meses que algunos especialistas hablan de los cárteles como grupos de insurgencia criminal por sus tácticas y por sus efectos.

El fin de semana, la revista Time publicó un texto del escritor y reportero Ioan Grillo: "Por 18 años he cubierto la violencia de las drogas en México, escribí dos libros sobre el tema y vi muchos episodios extraordinarios (...)  Pero el jueves fue diferente. No fue una acción de pandilleros; fue una insurrección masiva".

Grillo hizo notar que los pistoleros del cártel de Sinaloa copiaron tácticas de activistas, como la quema de autobuses y camiones para bloquear carreteras y evitar la llegada de refuerzos; usaron armamento militar, sea robado o adquirido de contrabando, tácticas como cerrar accesos carreteros y el aeropuerto. 

Grillo se dijo "asombrado" por la rapidez con que se movilizó el cártel, otros hicieron hincapié en que Culiacán está en el epicentro de las actividades del grupo delictivo.

Una de las conclusiones, entre medios y expertos internacionales,  es que el cártel se anotó una victoria.

"Con la capacidad de una de las organizaciones criminales más fuertes de México para lanzar un ataque contra funcionarios del gobierno para liberar a uno de sus miembros, y ganar, la administración López Obrador escuchará ahora aullidos para controlar a los cárteles y desarrollar una estrategia de seguridad efectiva", escribió por su parte Parker Assman en un reporte para InsightCrime, un grupo especializado en actividades delictivas en el hemisferio occidental. 

Para Eurasia Group, una importante empresa de análisis geopolítico, "los grupos del crimen organizado están cada vez más envalentonados y aparentemente seguros de participar en mayor violencia pública, mientras surgen otros grupos que conducen a más combates entre ellos y diversifican los tipos de delitos en los que se involucran".

The Guardian, de Londres, reprodujo la impresión de que "alguien traicionó a las autoridades", al anotar que el cártel de Sinaloa está dividido y las partes en pugna tienen la complicidad de funcionarios y oficiales de policía o aún el ejército destacados en la región.

 

POR JOSÉ CARREÑO FIGUERAS

JOSE.CARRENO@HERALDODEMEXICO.COM.MX 

@CARRENOJOSE

abr