Haz tu denuncia aquí

Respeto para Jorge y Javier, por favor

Calderón criminalizó a alumnos del Tec, a quienes ya ejecutados, los armaron, ahora pretende dar cátedra a ese colegio

OPINIÓN

·

En Netflix desde hace unas semanas está disponible la película Hasta los dientes, en la que la justicia mexicana vuelve a ser exhibida con un trabajo impecable de investigación documental.

En el desarrollo somos testigos de cómo un doble homicidio de dos jóvenes de excelencia que estudiaban un posgrado en el Tec de Monterrey, se convierte en un montaje de la autoridad para acusarlos de narcotraficantes “armados hasta los dientes”. 

Desde antes de que uno termine de ver el documental, va blasfemando contra el abuso de poder, pues quedan claros esos episodios de alteración de la escena del crimen para culpar a los muchachos de sicarios y sembrarles armas.

Su memoria, por fortuna, pudo ser honrada con un trabajo de años de investigación. Sin embargo, sólo pudo ver la luz casi 10 años después gracias a la paciencia y tenacidad de Alberto Arnau para armar la historia con testimonios de familiares, reporteros y testigos para mostrarnos la forma impune en la que se abordó el caso en el campus Monterrey, Nuevo León.

Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo fueron sepultados con el estigma de peligrosos delincuentes que merecieron ser ejecutados porque representaban un riesgo para la sociedad.

Por eso indigna enterarse de que en el mismo periodo en que conocemos la verdad de los hechos, el expresidente Felipe Calderón esté pensando hacer una visita a las intalaciones del Tec de Monterrey, cuando fue él mismo quien respaldó la versión de que se trataba de sicarios armados.

Hay que ser cara dura y no tener dignidad para presumir las intenciones de pisar esa casa de estudios y hacerse autopromoción desde el 25 de septiembre, cuando se anunció la “Ponencia Magistral” de Calderón organizado por la Sociedad de Alumnos de Derecho del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey y que se llevará a cabo del 9 al 11 de octubre en las instalaciones precisamente del campus donde ocurrió el doble asesinato.

La propia Sociedad de Alumnos debería rectificar y cancelar la participación del expanista, la Rectoría fijar un postura y todos sumarse a las voces coherentes de alumnos en activo y compañeros de Jorge y Javier de que Calderón “no es bienvenido en el Tec de Monterrey” porque criminalizó a los estudiantes de excelencia académica.

Ni siquiera se ha disculpado públicamente, por lo que la sociedad en general también debería dar su apoyo a los amigos de ambos alumnos y sumarse a promover la firma en change.org para impedir que entre al Tec de Monterrey.

Respeto para Jorge y Javier, por favor.


***

UPPERCUT: Una banda de malandros tomó avenida Amores, casi esquina con Félix Cuevas, para atracar a plena luz del día. Ayer le tocó a nuestro compañero Mariano Rivapalacio. Cuando esperaba el siga se acercó un sujeto, golpeó su cristal con la pistola y le robó el reloj y el celular. Abrazo para él y un llamado a las autoridades de la CDMX.

POR ALEJANDRO SÁNCHEZ
CONTRALASCUERDASMX@GMAIL.COM
@ALEXSANCHEZMX


lctl