Haz tu denuncia aquí

¿Derecho o privilegio ser mamá legisladora?

De las madres solteras, según el Inegi, 41.8% trabaja y la mayoría tiene que ingeniárselas para encargar a sus hijos

OPINIÓN

·

¿Es válido llevar a los hijos al trabajo y atenderlos en horario laboral? O al revés: ¿es válido quedarse a cuidarlos, no ir al trabajo y cobrar el sueldo íntegro? Quizá conteste sí para ser políticamente correcto. Pero la ley laboral dice otra cosa.

Las preguntas vienen a cuento porque en la sesión legislativa de comisión de ayer, la senadora Martha Cecilia Márquez, del PAN, volvió a ser reprendida por privilegiar su rol de mamá y desatender su papel en el Congreso.

Esta vez fue en la comisión de Salud del Senado, donde hubo diferencias, no de legislador a legisladora como la otra vez, cuando en enero, Porfirio Muñoz Ledo, entonces presidente de la Cámara de Diputados, le dijo: “Hay un límite de tolerancia materno-infantil”, mientras Márquez usaba la tribuna con la bebé en brazos. Ella lo acusó de misógino.

Ayer fue un pleito entre legisladoras, debido a que Márquez sigue acudiendo a reuniones de trabajo con su hija y en más de una vez ha pedido cambiar encuentros por su situación maternal. Lo acontecido entre senadoras debe abrir la discusión en el Legislativo para fijar una postura institucional, pues no todas las madres del país tienen el mismo privilegio que la senadora del PAN.

Del total de madres solteras, según el Inegi, 41.8 por ciento trabaja y la mayoría tiene que ingeniárselas para dejar encargados a los hijos mientras laboran y a muchas de ellas no les alcanza para pagar una niñera.

Del lado de Morena, Lilia Margarita Vélez se molestó con su compañera panista por desatender, dijo, su trabajo como senadora y afectar el rendimiento legislativo.

—En esta comisión y en Pleno siempre hemos sido muy considerados con Martha Cecilia Márquez, con su niña, con su familia. La semana pasada tuvimos que cambiar las agendas a petición de ella, por una situación equis, que es válida, no se presentó, dijo Vélez un poco irritada.

—Senadora, Lilia Margarita, le pido que sea la última vez que se refiere a mi hija, la próxima vez que me ataque con el tema de la niña, yo presentaré una queja y una denuncia, porque lo ha hecho en reiteradas ocasiones y esto no puede estar sucediendo, contestó Márquez.

Urge una posición institucional para sentar un precedente y no se abuse de los privilegios.

***

En una carta enviada a El Heraldo de México, Héctor Serrano, ex secretario de Movilidad, contesta respecto de lo publicado ayer aquí: “Mi interés en reiterar que no soy líder ni dirigente y mucho menos cabecilla de organizaciones de taxistas, es para evitar que lastimen mi imagen y me coloquen como transgresor u opositor político del gobierno de la Ciudad de México”. En la columna de ayer se le mencionó a Serrano, junto con los exdiputados José Jiménez Magaña y Alejandro López Villanueva, de ser líder del grupo Pantera, una asociación de taxis pirata. Estas unidades son amparadas por 3 mil 200 pesos y son protegidas a cambio de 100 pesos para circular de manera libre en la capital. Ese grupo forma parte del movimiento de taxis que otra vez colapsará la Ciudad de México.

POR ALEJANDRO SÁNCHEZ
CONTRALASCUERDASMX@GMAIL.COM
@ALEXSANCHEZMX



lctl