Haz tu denuncia aquí

Migración y la reconfiguración del mapa geopolítico

Turquía se encuentra en un proceso de alejamiento de la OTAN y la Unión Europea y acercamiento con Rusia. Erdo?an comenzó en 2014, control de medios.

OPINIÓN

·

Varios eventos en los últimos meses están reconfigurando el mapa geopolítico del mundo de una manera significativa, pues tendrán consecuencias importantes en la década de 2020, en algunos casos estos cambios son relativamente drásticos. Aún con una política exterior "hacia adentro", México debe de anticipar estos cambios para entender cómo pueden afectar sus intereses y su propia posición en el mundo.

La tendencia principal es un debilitamiento de los principios democráticos de institucionalidad gubernamental, ante la expansión de la elección (también democrática) de líderes con predisposiciones autocráticas. En paralelo con este surgimiento de "lideres autocráticos", encontramos que alrededor del mundo, el fenómeno de la migración –ya sea huyendo de violencia extrema o bien de condiciones económicas severas– se está convirtiendo en un ingrediente clave para moldear o influenciar el mapa geopolítico.

Los puntos de tensión más importantes en esta reconfiguración la dominan dos extremos de Europa: Turquía y Reino Unido. El caso de Turquía probablemente representa el mayor peligro para la geopolítica del futuro, por lo que dedicare mayor análisis.

Turquía se encuentra en un proceso de alejamiento de la OTAN y la Unión Europea (UE) y acercamiento a Rusia. El gobierno de Recep Tayyip Erdo?an comenzó desde 2014 a incrementar su control sobre los medios de comunicación y protestas cívicas en Turquía, al mismo tiempo que lanzó un ambicioso proyecto de modernización militar basado en mejorar las capacidades tecnológicas de su industria bélica. Lo que a sus ojos le da independencia de acción.

Dentro de este proyecto estaba la adquisición de 100 aviones de combate de última generación F-35 –originarios de EU, cuyos componentes serían coproducidos por las industrias turcas a un valor de mercado de unos 9,000 millones de dólares (mdd) y de un sistema de defensa aérea muy sofisticado valuado en 3,500 mdd, cuya transferencia de tecnología Estados Unidos decidió limitar.

Por su parte, Rusia ofreció un sistema de misiles similar llamado S-400 el cual tendría la capacidad de identificar las propiedades 'furtivas' de los F-35 si fuera desplazado de manera conjunta. Es decir, le permitirá al sistema ruso entender como derribar un F-35 (cuyo punto principal de venta es ser invisible al radar), lo que ocasiono que EU cancelara la participación de Turquía en el programa F-35. Rusia, por su parte, ofreció como opción la coproducción de su propio avión de combate de última generación, el Sukhoi Su-57.

El pasado 9 de octubre, las fuerzas armadas turcas lanzaron una ofensiva en el norte de Siria con el objetivo de establecer una zona de seguridad para comenzar la repatriación de los más de 3.6 millones de refugiados sirios que emigraron a Turquía debido a la guerra civil en Siria. La ofensiva turca, compuesta por hasta 80 mil tropas de acuerdo con algunas fuentes, se enfocaron en atacar a las fuerzas Kurdas (aliadas de EU) una vez que las mil tropas de Estados Unidos fueran retiradas para no interferir.

Hasta ese momento la tensión era principalmente entre Estados Unidos y Turquía, sin embargo, como consecuencia, la ofensiva la UE anuncio que impondrá sanciones incluyendo un embargo de armas sobre Turquía. Turquía a su vez ha contra declarado que abrirá sus fronteras y permitirá que los millones de refugiados fluyan hacia la UE en vez de Siria, si no la apoyan. Se estima que la UE ha recibido hasta el momento menos de 1 millón de refugiados sirios, siendo Alemania (770 mil ) el principal punto de congregación, por lo que la amenaza de cuadruplicar esa cifra es significativa. Pero la reconfiguración del mapa no termina ahí… desde 2014, Turquía se encuentra en una abierta competencia estratégica con Arabia Saudita, la cual se ha intensificado tras el apoyo turco a la Hermandad Musulmana y desde 2017, al estado de Qatar.

Curiosamente, los países más tradicionales de Medio Oriente se están convirtiendo en imanes para la migración internacional: en Arabia Saudita de los 29 millones de habitantes, 9 millones son extranjeros, en Qatar de los 2.6 millones de habitantes 88 por ciento son extranjeros, mientras que, de manera similar, en Emiratos Arabes Unidos (EAU), de los 9 millones de habitantes, 8 millones son extranjeros. Va a ser muy interesante analizar como sociedades tan religiosas, tradicionales y conservadoras coexisten, se nutren y evolucionan gracias a la diversidad de la migración.

Del otro extremo (de la UE), en Reino Unido el desagrado local con la migración juega un papel clave en la reconfiguración del mapa geopolítico: La principal razón expresada por quienes votaron por Brexit –salida británica– (52% de los 30 millones de votantes en 2016) tiene que ver con aversión a la política de migración que permitía a los ciudadanos miembros de la Unión Europea a reubicarse dentro de cualquier otro país miembro de manera libre. Resumiendo, hay una serie de complejos bloques geopolíticos que se están reorganizando y entretejiendo… y la migración se encuentra en el centro de todos ellos.

POR ÍÑIGO GUEVARA MOYANO
*DIRECTOR DE LA CONSULTORA EN SISTEMAS DE DEFENSA Y SEGURIDAD JANE’S Y MIEMBRO DEL CASEDE

abr