Haz tu denuncia aquí

SB LIII, primeras consideraciones

Los patriotas y los Carneros volverÁn a enfrentarse por el campeonato del futbol americano profesional

OPINIÓN

·
La última vez que un visitante se había impuesto en el Juego de Campeonato de Conferencia había sido en 2012, cuando lo hicieron por partida doble Baltimore y San Francisco. Este domingo se repitió la historia, también por partida doble, por conducto de Los Angeles y Nueva Inglaterra, que dejaron en el camino a Nueva Orleans y Kansas City. Los encuentros resultaron sumamente dramáticos, como se esperaba, al ir a tiempo extra, dándole la razón a quienes establecen la línea de las apuestas, que favorecieron a Santos y Jefes únicamente por su condición de local. Los Carneros se recuperaron de una desventaja de 0-13, establecieron condiciones en un muy complicado ambiente en el que no se escuchaban cuando su ofensiva estaba en el terreno, y también hay que decirlo, al aprovechar un grave error arbitral para obtener el cuarto boleto al Super Bowl en la historia de la franquicia, segundo teniendo como sede la ciudad de Los Angeles. Del otro lado, los Santos, el mejor equipo de la campaña en la Nacional, volvieron a sufrir una dolorosa eliminación, comparable a la del año pasado en la fase divisional contra los Vikingos, en el llamado “Milagro de Minneapolis”. El éxito de los Carneros tiene un claro responsable, su entrenador en jefe de 32 años Sean McVay, que en 2017 tomó una escuadra que una campaña antes sólo había ganado cuatro partidos para obtener 11 triunfos y el pase a playoffs. En la temporada 2018 el número de victorias se elevó a 13. Y aunque cuentan con un ataque extraordinario, encabezado por el quarterback Jared Goff y el corredor Todd Gurley, fue su defensiva la que les dio el salto de calidad, con Aaron Donald, candidato a Jugador Más Valioso, así como las adiciones de Ndamukong Suh, Marcus Peters y Aqib Talib. Nueva Inglaterra, mientras tanto, llega a su tercer Super Bowl consecutivo, cuarto en las últimas cinco temporadas y décimo primero en total, al dejar tendido en el terreno a Kansas City, que se había levantado de un mal inicio que los puso 0-14 en el marcador. Pero tal y como sucedió en el Super Bowl LI frente a Atlanta, Los Patriotas empataron, y en la prórroga no le prestaron el balón a sus rivales para imponerse 37-31. Sin embargo los Jefes cuentan con mucho talento, pagaron el derecho de piso, y deben ser contendientes nuevamente en la temporada 2019. Patriotas y Carneros su vuelven a enfrentar por el Trofeo Lombardi, como sucedió el 3 de febrero de 2002 en Nueva Orleans, cuando Nueva Inglaterra conquistó la victoria 20-17 con un gol de campo de 48 yardas de Adam Vinatieri con el reloj llegando a ceros. Era el primer título en la historia del equipo, que obtendría tres en un lapso de cuatro años. Se vislumbra un gran duelo plagado de contrastes McVay y Goff, contra los “acabados” Bill Belichick y Tom Brady. @ENRIQUEBURAK