Haz tu denuncia aquí

No todos los caminos llevan a Roma

Más allá de la triunfadora película de Alfonso Cuarón, el cine mexicano en el 2018 sigue demostrando estar en uno de sus mejores momentos

OPINIÓN

·
El día de mañana se dará a conocer oficialmente la lista de películas nominadas al Oscar de la Academia y todo parece indicar que el proyecto Roma de Alfonso Cuarón es una de las mejores cartas de nuestro cine para obtener la estatuilla. Con ello, el cineasta mexicano Cuarón refrenda su pertenencia al selecto círculo de talentosos mexicanos que han triunfado en el máximo escaparate cinematográfico que premia a los profesionales del séptimo arte, entre los que destacan en sus distintas categorías Guillermo del Toro, Alejandro González Iñarritu, los fotógrafos Emmanuel Lubezki y Guillermo Navarro y el mismo Cuarón por Gravity. Lo cierto es que Roma se ha convertido en todo un referente de la capacidad de nuestro cine nacional para destacar en el ámbito internacional, obteniendo los máximos reconocimientos de la industria. Alfonso Cuarón es el mejor ejemplo del despegue de la industria del séptimo arte en nuestro país y del fenómeno cinematográfico que se iniciara en 1989 con los filmes Rojo Amanecer y Como Agua para Chocolate.   Roma se ha convertido en todo un fenómeno, no sólo acumulando Premios y reconocimientos, sino también como uno de los filmes nacionales con mayor proyección mediática. Opinar acerca de esta cinta se ha convertido en toda una tendencia y con ello ha logrado que de alguna manera los cinéfilos y el público en general nos olvidemos de que en el 2018 la actividad fílmica en nuestro país ofreció un sinnúmero de destacadas películas que merecen ser reconocidas. Éste es el caso de Museo de Alonso Ruizpalacios, de Tiempos Compartidos de Sebastián Hoffman, de Los Adioses de Natalia Beristáin basada en la vida de la escritora Rosario Castellanos, Camino a Marte de Humberto Hinojosa, película del género ciencia ficción, de Tesoros del género infantil de la destacada directora María Novaro o la entrañable cinta Sueño en otro idioma de Ernesto Contreras. A nivel comercial, nuestro país también tuvo en el 2018 un buen año y muchas producciones nacionales lograron competir exitosamente con las cintas extranjeras. Trabajos como Fuera de Lugar de Anwar Safa, Marcianos contra mexicanos de Rodolfo y Gabriel Riva Palacio, Todo Mal de Issa López, Ana y Bruno de Carlos Carrera, Nuestro Tiempo de Carlos Reygadas, el triller policiaco mexicano El complot Mongol de Sebastián del Amo, con Damián Alcázar y Eugenio Derbez, así como Plan V, Loca por el Trabajo, Dibujando el cielo, Mi pequeño gran hombre, Inquilinos, Mirreyes contra Godínez, Perfectos Desconocidos o Belzebuth, por mencionar algunas. Por supuesto, en este recuento de la labor cinematográfica en este 2018 podemos afirmar que no todos los caminos de nuestro cine llevaron a Roma, pero sin lugar a duda, este trascendental filme marcará un parteaguas en nuestra industria y también una gran repercusión a nivel internacional. Esperamos que el próximo 22 de febrero logre obtener uno o varios Premios Oscar, y ya sea Alfonso Cuarón, Yalitza Aparicio o cualquiera de los talentosos integrantes del crew de Roma digan Viva México y nos llenen de alegría y orgullo en este tiempo en donde es tan necesario unirnos y celebrar que más allá de nuestras diferencias, y ante los ojos del mundo todos somos mexicanos. Muchas gracias por leerme, hasta la próxima semana.