Haz tu denuncia aquí

AMLO arrodilla a gobernadores

El Presidente restringe al ámbito local, como hasta con Salinas, a los mandatarios

OPINIÓN

·
El momento grabado en video y viralizado en redes sociales, del mandatario de Guerrero interceptando al Presidente, después de ser abucheado por simpatizantes de López Obrador en un acto público hasta impedirle la palabra, es la imagen del gobernador en los tiempos de la 4T: lastimado y retrocediendo hacia su esquina con la guardia baja a punto del sometimiento o en espera de lacuenta de protección para evitar daños de consecuencia. Los gobernadores arrogantes surgidos a partir del sexenio de Zedillo que confrontaron de manera triunfal a Fox con la Conago, que dominaron a Calderón y que sobredimensionaron a Peña Nieto están debilitados frente a Andrés Manuel y su aparato de gobierno. Sus aires de izquierda, carisma, apoyo popular y la representación de la mayoría de Morena en el Congreso federal y 18 cámaras locales con aliados, como los diputados kiwis -verdes por fuera (del PVEM) y morenos por dentro- están abatiendo la figura e influencia del mandatario local, del partido que sea. —Señor Presidente, estoy muy sorprendido. Yo no vuelvo a ningún recorrido. ¡Es ofensivo! Si yo no le sirvo, me hago a un lado. Se lo digo en serio, señor Presidente. No bromeo. Soy un guerrerense muy digno y no me había pasado esto, porque soy muy respetuoso de todo –dijo con voz atribulada Astudillo al Presidente, quien aún llevaba puesto un collar de flores amarillas, colgado por debajo del cinturón, cuando iba a subirse en su camioneta para salir de Tlapa, Guerrero. —¡No! Es que no entienden… no, no, ¡no!… Por lo que a mí corresponde, le ofrezco disculpas -interpeló López Obrador y le dio una palmada seca para despedirlo. No es el primer mandatario que se queda con el trago amargo en su tierra, después de ser humillado ante el Presidente por gritos de ratero, corrupto y otras ofensas de la gente que llena las plazas pública para alabar a Andrés Manuel. Hace tres semanas Murat, de Oaxaca, sudó las mismas gotas que Astudillo, al ser acorralado por maestros de la CNTE, cuyo gremio ha visto cumplida la promesa de indulto (hasta ahora 12 de 16 presos) a los que el nuevo gobierno consideró presos políticos. Otros gobernadores como Cabeza de Vaca de Tamaulipas, han sido salvados del desprecio público al aparecer con AMLO en escenarios cerrados, aunque desde el exterior han recibido rechiflas. López Obrador restringe a los mandatarios al ámbito local, como hasta el sexenio de Salinas de Gortari. Enfrentan el regreso de la centralización económica y administrativa, se cierra el pluralismo y quedan maniatados con los superdelegados de Morena en sus entidades. Habrá que ver quién o quiénes sostienen confrontarlo. Por lo pronto, ayer en una reunión privada con Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, sacaron la bandera blanca para buscar una salida al desabasto de gasolina y respaldaron su lucha contra el huachicol.

Uppercut: El poder acecha a presuntos huachicoleros de cuello blanco. Pemex tiene en la mira a Luis Romero de San Luis Potosí.

 

contralascuerdasmx@gmail.com

@alexsanchezmx