Haz tu denuncia aquí

Crecimiento, talón de Aquiles

AMLO ha dicho que la meta para su sexenio es de 4 por ciento

OPINIÓN

·
¿Por qué es importante que una economía crezca lo más posible? Para responder hay que tener presente que el problema económico es la escasez, no todo alcanza para todos, menos en las cantidades que cada uno quisiera, y mucho menos gratis; que el crecimiento de la economía se mide por el comportamiento de la producción de bienes y servicios; que una de las condiciones para reducir la escasez es que dicha producción sea la mayor posible o, dicho de otra manera, que la economía crezca lo más posible, algo que la mexicana no ha logrado en décadas. Entre 1934 y 1982 el crecimiento promedio anual de la economía fue 6.2 por ciento. En 1983 perdimos el crecimiento elevado y sostenido, y de entonces a la fecha (suponiendo que este año la economía crezca 2.1 por ciento), el alza promedio anual ha sido 2.3 por ciento. Entre 2001 y 2018 (años transcurridos del siglo XXI), el crecimiento será de 2.0 por ciento, y de 2013 a 2018 (sexenio de Peña Nieto), será de 2.4 por ciento. Uno de los objetivos de las reformas estructurales de la actual administración (laboral, financiera, de competencia, telecomunicaciones, energética, fiscal), fue lograr un crecimiento de 5 por ciento, tal y como se informó, en el contexto del Pacto por México. Lejos, prácticamente a la mitad, nos quedamos de la meta. Andrés Manuel López Obrador ha dicho que la meta de crecimiento para su sexenio es de 4 por ciento, 20 por ciento menor que la meta del gobierno de Peña Nieto, y la pregunta que muchos nos hacemos es ¿ahora sí? Según la última encuesta del Banco de México sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado, el crecimiento promedio anual de la economía mexicana en los próximos 10 años (2019–2028) será de 2.5 por ciento, prácticamente lo mismo que ha crecido en los últimos 35 años. No se prevé ninguna mejora. ¿Tendremos que conformarnos, ¡un sexenio más!, con un crecimiento mediocre de la economía, con todo lo que ello significa en términos de creación de empleos y generación de ingresos y, por lo tanto, de bienestar para las familias? El proyecto económico de AMLO, ¿resultará eficaz para, de manera correcta (aquí está el detalle: de manera correcta), incentivar el crecimiento, para lo cual debe incentivar las inversiones directas, que son las que producen bienes y servicios, crean empleos y generan ingresos? El hecho de que Andrés Manuel López Obrador haya dicho, hace algunos días, que ya no habrá más licitaciones en el marco de la Reforma Energética, licitaciones que suponen miles de millones de dólares de inversión directa, ¿qué señal manda? Si el objetivo es que la economía crezca a 4 por ciento, el proyecto económico de AMLO, que incluye acabar con la Reforma Energética, para lo cual basta con suspender las licitaciones, ¿apunta en la dirección correcta?