Haz tu denuncia aquí

TLCAN: Canadá demanda un muro

Todos los presidentes antes de Trump se hicieron tontos ante las trampas canadienses, pero ahora tenían que salir

OPINIÓN

·
A las 8 de la mañana del domingo 10 de junio, dos camionetas negras entraron voladas al estacionamiento del 400 de la calle North Capitol en Washington D.C. El servicio secreto ya tenía detenido y con las puertas abiertas el elevador de servicio que conduce directamente al estudio de Fox News en el 5º piso. El Dr. Peter Navarro escoltado por dos asistentes enviados por la Casa Blanca llevaba veneno en una carpeta de piel color vino. El principal asesor económico del presidente Donald Trump, sería entrevistado en el programa político de Fox de los domingos y en sus notas había sólo palabras hirientes contra Justin Trudeau, el primer ministro de Canadá. "En el infierno", dijo Navarro, "Hay un sitio especial para los líderes extranjeros que practican diplomacia de mala fe con el presidente Donald Trump". El día anterior en Quebec, el presidente Donald Trump había hecho un berrinche enorme saliéndose de la cumbre de los siete países más industrializados, sin firmar la declaración final, porque Trudeau lo enfrentó negándole que Rusia regresara como miembro al G7. El Dr. Peter Navarro soltó más veneno: "A mis amigos canadienses", dijo fríamente, viendo a la cámara, "Ese fue uno de los peores cálculos políticos que un líder canadiense haya cometido en la historia moderna de Canadá". Larry Kudlow el jefe de asesores económicos de Trump estaba en la tele también, en el programa político dominical de CBS, explicando porque Trump horas antes en el Air Force One, había dicho que Trudeau "Era un líder débil y deshonesto". Kudlow respondió; "Trudeau, decidió atacar al presidente –si tú atacas a este Presidente el té golpeará mas fuerte". La mala sangre entre Trump y Canadá no es nueva, los canadienses también han demandado su muro con Estados Unidos, le llaman "Cultural Exception" –(Exclusión Cultural) que es un capitulo que en el TLC protegería a las empresas canadienses que generan cultura de ser devoradas por Estados Unidos. No quieren que las enormes empresas estadounidenses compren sus medios de comunicación, ni radio, ni televisión ni Internet- ni editoras de libros, ni mucho menos sus periódicos. La enemistad es también porque los canadienses han abusado con su llamado "Supply Management" (Control de la Oferta) que protege con aranceles a sus granjeros de la mega competencia de las granjas de EU: lácteos, pollos, huevo e incluso huevos de incubadora. Trudeau esta peleando con una mano amarrada. Los diez gobernadores canadienses le prohibieron negociar los tres capítulos: la Exclusión cultural, el Control de la oferta y lo pusieron contra la pared en la Negociación de conflictos y disputas. Conclusión: Todos los presidentes antes de Trump se hicieron tontos ante las trampas canadienses. Pero en esta renegociación tenían que salir. El proteccionismo canadiense a los productos de granja no se puede tener en un acuerdo de libre comercio. Si, el salvajismo de Trump es un problema, pero mi adorado Canadá tiene culpa también, y México de nada de lo anterior es responsable. *Periodista