Haz tu denuncia aquí

Impulso de ingresos por smartphones

Los operadores no pueden atar a los usuarios a contratos de plazos forzosos

OPINIÓN

·
Al segundo trimestre de 2018, el segmento móvil tuvo ingresos por 70 mil 562 millones de pesos, monto que representa un crecimiento anual de 11.2 por ciento. Esta tasa de crecimiento es sorpresiva, ya que hace muchos años no se veía un crecimiento de dos dígitos y que no fue impulsado por la venta de servicios, sino por la venta de smartphones. Ya desde 2016, su participación entre los ingresos totales de los operadores oscilaba entre una cuarta y una tercera parte del total del trimestre, convirtiéndose en su principal fuente generadora de ingresos. En perspectiva reciente, la ponderación de ingresos por equipos ha aumentado notablemente en los últimos cuatro años, al pasar de 16 por ciento en el segundo trimrstre de 2014 a 34 por ciento durante el segundo trimestre de 2018. Los smartphones han adquirido tanta relevancia en nuestra vida que un dispositivo de gama media supera el precio de una computadora promedio y por lo tanto los operadores han encontrado una fuerte fuente de ingresos mediante su venta. Analizando las estrategias de los operadores tradicionales en lo que va del año nos daremos cuenta que todos están intensificando la colocación de dispositivos móviles en su oferta comercial. Lo anterior claramente tiene implicaciones para los consumidores. Por un lado, quedaron atrás aquellos días en los cuales los operadores, como una forma de que sus servicios tuvieran una mayor penetración, subsidiaban fuertemente los dispositivos, razón por la cual ahora tenemos que desembolsar una mayor cantidad de dinero para adquirirlos. Ahora los operadores cuentan con esquemas de financiamiento para los dispositivos móviles de manera que el mismo operador no solamente te ofrece el servicio, sino que además brinda las facilidades para adquirir el dispositivo que quieras a plazos. Es importante recordar que a partir de la Reforma, los operadores ya no pueden atar a los usuarios a plazos forzosos por lo que la introducción de este tipo de esquemas ahora les ayuda a la retención de los clientes. Por otro lado, la eliminación de los subsidios a los dispositivos móviles ha tenido implicaciones en los periodos de reemplazo de estos, es decir, ya que ahora las personas tienen que desembolsar una mayor cantidad de dinero por los dispositivos ahora los conservan por un mayor tiempo. El periodo de reemplazo (en condiciones normales) previo a la eliminación de los subsidios era de 20.5 meses mientras que en el semestre pasado aumento a 24.8 meses y sigue en aumento. Ahora los equipos móviles representan un elemento fundamental para entender la segmentación y dinámica de ingresos. Es por ello que al analizar el mercado no sólo se debe centrar la atención en la proporción de usuarios que ostenta cada operador, sino también en los ingresos que genera y la ponderación que alcanza sobre el mercado de equipamiento móvil.