Haz tu denuncia aquí

José Oscar Valdés Ramírez: Figura de testigo protegido no está regulada

Figura usada por la PGR donde acusaban sin pruebas -sobre todo en tiempos de Calderón-

OPINIÓN

·
Una máxima de abogados reza "una orden de aprehensión y un vaso con agua no se le niega a nadie". La figura del testigo protegido tan cuestionada en nuestro sistema mixto inquisitorio será fundamental, y base de la investigación en el nuevo Sistema Oral Adversarial en el Código Nacional de Procedimientos Penales que precisa lo siguiente en su capítulo IV. Formas de Terminación de la Investigación. Artículo 256. Casos en que operan los criterios de oportunidad iniciada la investigación y previo análisis objetivo de los datos que consten en la misma, conforme a las disposiciones normativas de cada Procuraduría, el MP podrá abstenerse de ejercer la acción penal, siempre que, en su caso, se hayan reparado los daños causados a la víctima u ofendido. V. Cuando el imputado aporte información esencial y eficaz para la persecución de un delito más grave del que se le imputa, y se comprometa a comparecer en juicio. Así que esta figura tan cuestionada no está debidamente regulada, pues no se sabe cómo opera la seguridad para la protección de testigos protegidos. Existen casos donde los dejaban sin protección y no les pagaban los apoyos económicos prometidos, lejos de la figura de testigos protegidos en EU, que ahí sí funciona, en México no está regulada, su operación es nula, no dice cómo opera, sólo está en precedente de la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada. Cap. V de la Reserva de los Registros de la Investigación. Artículo 14.- Cuando se presuma fundadamente que está en riesgo la integridad personal o la vida de las personas que rindan testimonio en contra de algún miembro de la delincuencia organizada, deberá, a juicio del agente del MP de la Federación, mantenerse bajo reserva su identidad, incluso cuando el imputado comparezca ante el juez para la formulación de la imputación. En este artículo se contempla la protección de su integridad, pero no dice qué protocolo seguir, la figura debe regularse o se torna una figura legal que es tendenciosa y arbitraria, como ya se ha visto en procesos penales anteriores. Nuestros legisladores deben reglamentar esta figura y lo más importante en un sistema corrupto como el que tenemos ahora dejar descansar en criterios de oportunidad a testigos que se pueden retractar por estrategia, es una barbarie. Es una figura que no funcionó para el caso de la maestra Elba Esther por lo inverosímil de las declaraciones que sólo son imputaciones directas sin sustento, y que sólo usan las procuradurías o fiscalías para no investigar o cuando no tiene pruebas. Debe el Congreso analizar este tema delicado que por el solo hecho de caerle mal a alguna autoridad recurran a un testigo de oídas, a falta de pruebas, en otros países funciona, en México con la corrupción que existe en las procuradurías locales y federales en las cuales la población no tiene confianza, sólo migraron de nombre. Debemos levantar la voz y exigir que exista un protocolo que dé certeza, que los testigos protegidos en verdad aporten información valiosa y no sean como se ha demostrado, testigos inducidos.   JOSÉ OSCAR VALDÉS RAMÍREZ ABOGADO CONSTITUCIONALISTA @DRJOSEOSCARV