Haz tu denuncia aquí

Mauricio Sulaimán: ¡Viva méxico!

OPINIÓN

·
Aún emocionado por lo vivido este pasado fin de semana en Las Vegas, Nevada, y mientras vuelo por el océano Atlántico en camino a nuestra convención anual del CMB, que se celebrará en Kiev, Ucrania, dedico con gran pasión este momento para escribir mi columna semanal para El Heraldo de México. México es un país único, y el mundo tiene a los mexicanos como referente de muchas cosas. En el deporte destacamos como la mejor afición del mundo, los Mundiales de Futbol (1970 y 1986) siempre lo demuestran, y cada 5 de mayo y 16 de septiembre, la afición mexicana invade Las Vegas, Nevada, y el boxeo pone a nuestro país en el mapa internacional. Se ha convertido en una tradición que las mejores peleas del mundo se realizan en están dos fechas, y este pasado 15 de septiembre no fue la excepción; gracias al gran combate que realizó el mexicano Saúl Canelo Álvarez, el grito de México se hizo escuchar y retumbar en todo el planeta. ASOMBRO Quedé sorprendido al enterarme de lo que se manejó en las redes sociales, un descontento generalizado por el resultado de la pelea: ¿robo? ¿Resultado injusto? ¡Por favor ! ¿De qué se trata? Nadie puede decir que no fue una pelea grandiosa, buenísima, llena de emociones, cerrada y pareja. El veredicto oficial de los tres jueces en Las Vegas, Nevada fue cerradísima al ser decisión dividida, ya que uno de ellos dio el empate 114-114, y los otros dos vieron el triunfo del pugilista mexicano Saúl Álvarez por tan sólo un round, o sea, 115-113. Lamentablemente es inevitable que el aficionado que sigue las acciones por televisión reciba influencia de los narradores, y de las puntuaciones no oficiales que emiten durante la transmisión round tras round. Para aclarar el punto: ¿qué es lo que debe de calificar un juez? Cantidad y calidad de los golpes conectados, así como el daño que estos generan en su rival; también se califica el dominio de las acciones, o sea, qué estilo domina el round, y en último término, la agresividad pura. El Canelo tiró y conectó más golpes, dominó las acciones y fue el agresor, pues siempre fue para adelante, no dio un paso atrás en toda la pelea. En tanto, Golovkin es un guerrero del ring, un gran campeón y un gran ser humano. Él perdió su campeonato mundial de peso medio, así como el récord invicto, y más duele cuando se trata de una pelea tan cerrada, pero al final reconoció al tapatío Canelo como vencedor y nuevo campeón. SER OBJETIVO Yo aprendí desde niño a no tener favoritos, a ser absolutamente imparcial; sería una terrible traición al peleador y al deporte si yo como presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) tuviera preferencia de uno sobre otro. Disfruto al máximo todas las peleas, no veo nacionalidades ni colores, veo las acciones arriba del ring, y siento gran orgullo y felicidad por el ganador, así como una gran tristeza y reconocimiento por el perdedor. Golovkin es mi amigo. Vino a Cancún a pasar mi cumpleaños conmigo hace algun tiempo, y lo considero uno de los mejores seres humanos que hay, pero este pasado sábado 15 de septiembre, Canelo fue quien se llevó la decisión, y es el nuevo monarca. México celebró este triunfo y Sául Álvarez por fin recibió el reconocimiento mundial por ser un gran campeón. OTRO RECONOCIMIENTO Celebramos también la consagración de Eddy Reynoso como entrenador y esquina del Canelo, estrategia, preparación y ejecución, eso fue la clave del triunfo. El cinturón Adolfo López Mateos- 15 de septiembre causó gran impresión a nivel mundial. ¡Qué belleza! Una obra de arte. Cientos de horas dedicadas por indígenas chiapanecas en la manufactura de los tejidos tradicionales con nuestros colores patrios, las letras en ámbar, que es una resina milenaria, y que solamente se encuentra en Chiapas y algunas otras regiones de Rusia. Un cinturón que lleva el alma de México, y que se quedó en nuestro país, tras el gran triunfo de Saúl Canelo Álvarez. Anécdota de hoy Mi papá apoyó a Canelo desde que era un niño, lo tomó como su ahijado deportivo y lo proyectó bajo la estructura del Consejo Mundial de Boxeo. Cuando Manny Pacquiao dejó vacante el título super welter, Oscar de la Hoya pidió al organismo aceptar la pelea contra Ricky Hatton por el título vacante. Así sucedió y ahí nació la historia, coronándose campeón mundial del CMB. En muchas otras ocasiones se demostró el apoyo absoluto e incondicional al boxeador de parte de don José hasta que un día, al anunciarse que pelearía contra el estadounidense Floyd Mayweather, mi papá dio su opinión, en el sentido que no recomendaba esa pelea, pues era muy precipitado para la carrera del mexicano. Ese comentario generó un distanciamiento lamentable, y precisamente el lunes siguiente a dicha pelea de Canelo frente a Mayweather, mi papá fue internado en el hospital UCLA, en California, Estados Unidos, del cuál nunca más salió. Estoy seguro que don José vio con gran satisfacción este magnifico triunfo del tapatío Saúl Canelo Álvarez ratificando, por fin, su lugar entre los grandes del boxeo a nivel mundial.