Haz tu denuncia aquí

En bancarrota, no; pero jodidos, sí

El modelo económico neoliberal llevó a México a un crecimiento mediocre, pero eso dista que el país esté en quiebra

OPINIÓN

·
Perplejos se quedaron empresarios, funcionarios del gobierno, analistas financieros y bursátiles bisoños y no bisoños, por las declaraciones del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, quien, en su gira de agradecimiento, dijo que México está en bancarrota. ¡Se equivoca! Exclaman todos. Una cosa es que estemos jodidos desde hace 30 años, que en el mismo periodo hayamos crecido mediocremente, que la brecha de la desigualdad se haya ampliado, que casi la mitad del país se encuentra en la pobreza (desde la extrema hasta la moderada) y que no tengan ni para comer, y que la inseguridad se haya extendido por casi todo el país, que la corrupción haya florecido en ese periodo; que muchos de los servicios de salud en el IMSS y en el ISSTE sean un desastre; que el sistema de pensiones sea una bomba de tiempo porque no hay suficiente lana para asegurar los pagos a largo plazo, y una larga lista de rezagos y carencias. En síntesis, que el modelo económico neoliberal haya engendrado todo lo anteriormente mencionado, y otra cosa muy diferente es que el país esté en bancarrota. “Posiblemente por la situación de bancarrota en que se encuentra el país, no podamos cumplir lo que se está demandando, pero sí vamos a cumplir, que quede claro, todo lo que ofre-cimos en campaña”, prometió López Obrador. ¡Pues de lengua me como un taco! Apuntan los observadores, quienes nada más por no dejar recuerdan lo que prometieron desde hace más de medio siglo algunos presidentes, y nunca cumplieron. Ahí les va un recuentito: Lázaro Cárdenas del Río: “Nada puede justificar con más elocuencia la larga lucha de sacrificios de la Revolución Mexicana, como la existencia de regiones enteras en las que los hombres de México viven ajenos a toda civilización material y espiritual, hundidos en la ignorancia y la pobreza más absolutas.” (1 de diciembre de 1934). Manuel Ávila Camacho: “Queremos una prosperidad con justicia sobre la cual se exalten los valores espirituales de México. La justicia social reclama el progreso armónico de toda la comunidad.” (1 de diciembre de 1940). Miguel Alemán Valdés: “Una de las metas que nos proponemos es el enriquecimiento del país, la lucha contra la pobreza y la abolición de la miseria.” (1 de diciembre de 1946). Carlos Salinas de Gortari: “El propósito medular de la Revolución Mexicana, que es el de la justicia social, no ha sido alcanzado. Recobremos la capacidad de indignación ante la pobreza y la desigualdad que extienden todavía su sombra en diversas partes del país.” (1 diciembre 1988). De los demás, ni los mencionamos porque fue puro bla, bla, bla. AGENDA PREVIA: Pues dicen los que saben, que para poner fin a los abusos de las tarifas que pagamos los usuarios en las autopistas y los segundos pisos, súper vías, circuito mexiquense y anexas, legisladores de todos los partidos políticos se pronunciarán porque se ponga fin a los incrementos de los peajes, por lo menos en lo que resta del año, y mientras se revisan los esquemas tarifarios que las autoridades respectivas autorizan, por no decir que solapan. ¡Pues, ojalá!

LUISAGENDA@HOTMAIL.COM

@LUISSOTOAGENDA