Haz tu denuncia aquí

Virgilio: Bansefi listo para proyecto de AMLO

Andrés Manuel López Obrador se ha propuesto reducir -eliminar- el uso de efectivo, Bansefi se une al plan

OPINIÓN

·
Andrés Manuel López Obrador se ha propuesto reducir —casi eliminar— el uso de efectivo en muchos ámbitos de la economía. Alfonso Romo lo ha repetido innumerables veces. Este propósito tiene dos implicaciones. Por un lado, puede servir para eliminar espacios de discreción, corrupción e influencia de parte de intermediarios que tienen acceso a recursos. Pero por otro, puede haber un desequilibrio masivo en ciertos ámbitos donde, por ejemplo, el gobierno reparte recursos en programas sociales. Si toda la economía transita hacia el uso de dinero electrónico será más fácil rastrear recursos, lo que elimina espacios de corrupción. Es un buen propósito. Pero no será sencillo. En el caso de Bansefi —un banco de desarrollo gubernamental que dispersa a 9 millones de personas, 75 mil millones de pesos en programas sociales (70 mil millones de Prospera y 5 mil millones del programa de adultos mayores)—, se declara listo para entregar al equipo de transición de AMLO un abanico amplio de opciones para que esa dispersión ocurra reduciendo el efectivo. Su director general Virgilio Andrade lo explica así: “El banco mejoró los modelos de dispersión […]: distribución en efectivo; con tarjeta de débito; depósito a cuenta con tarjeta; incluso apertura de cuentas bancarias a domicilio; y tenemos el camino para dispersar de manera más moderna depósitos directos; haciendo ecosistemas para retiro en establecimiento comercial; e incluso celulares y tecnología Fintech”. Pero AMLO tendrá un gran desafío, porque del dinero dispersado, alrededor de 70 mil millones de pesos se entregan en efectivo. De tal suerte, la migración de efectivo a dinero electrónico podría tardar años. ¿La razón? Aunque la gente tenga cuenta bancaria y tarjeta, no hay suficientes cajeros automáticos ni comercios afiliados que acepten plásticos. Me dice Andrade: “El próximo gobierno estará (subiéndose) en la plataforma que este gobierno ha dejado para darle continuidad (a la migración hacia el dinero electrónico). “Es un objetivo loable y muy claro: tratar de minimizar la distribución de dinero de programas sociales por efectivo. Se tienen las condiciones para lograrlo”. La parte más importante que entregar de Bansefi durante estas semanas de transición, es la tecnología de dispersión de apoyos sociales. El avance en estos procesos fue notorio durante el sexenio de Enrique Peña, y será fácilmente contrastable lo que haga AMLO al respecto tan pronto inicie su gestión. ¿Y OCTAVIO ROMERO? Todos hablan de Petróleos Mexicanos: las calificadoras, los especialistas del sector financiero, el equipo económico de AMLO, y el propio Presidente electo. Pero hay una voz que nadie escucha en el debate sobre el futuro —problemático y urgente— de esa empresa (de cuya deuda depende la calificación soberana): la de su próximo director general.