Haz tu denuncia aquí

Latinoamérica: Alianza del Pacífico

La agrupación involucra una gran cantidad de gestiones burocráticas con escasos resultados

OPINIÓN

·
Del 20 al 24 de julio se celebró en Puerto Vallarta la XIII Cumbre de la Alianza del Pacífico (AP), integrada por México, Colombia, Chile y Perú, cuyo objetivo planteado en 2011, con la Declaración de Lima, es lograr una mayor integración regional y con países del Pacífico asiático y de Oceanía. Entre los logros alcanzados se encuentra la liberalización de 96% de productos y servicios en la zona, además de que se estima que durante este año se concluirán las negociaciones para asociar a Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Singapur, Corea del Sur y Ecuador. Un "importante" acuerdo alcanzado durante esta Cumbre ha sido la firma de una declaratoria entre la AP y el Mercosur, integrado por Brasil, Argentina Uruguay y Paraguay, para impulsar el libre comercio entre ambos grupos que representan alrededor de un 90% del PIB regional. Algunos expertos sobre la integración regional se preguntan, sin embargo, acerca del real significado de la AP, que no es más que una agrupación que involucra una gran cantidad de gestiones burocráticas con escasos resultados, además de organizar suntuosos y costosos eventos anuales en atractivos lugares turísticos de los países miembros, cuando en realidad la región ya dispone de la Asociación Latinoamericana de Integración —Aladi—, creada en 1980, organismo que agrupa a la mayor parte de los países latinoamericanos y que fácilmente podría desarrollar las funciones específicas de la Alianza del Pacífico. Aún con los esfuerzos realizados por la Aladi, a la fecha el comercio intrazonal no deja de ser muy pequeño tanto en términos de volumen como de valor. En el caso particular de México el valor total de su comercio exterior con países de Aladi es de un tres por ciento, por lo que estas alianzas requieren de mucho más esfuerzo y menos reuniones de corte social a fin de crear un verdadero mercado intrazonal que permita una mayor integración y diversificación de su comercio exterior. Se hace importante, entonces, llevar a cabo un trabajo más eficiente que promueva grandes proyectos conjuntos que generen mayores valores agregados, forjando, así, una región más competitiva.  

*Analista económico