Haz tu denuncia aquí

Mauricio Tabe: Elección de militantes, no de cúpulas

El candidato a presidente debe registrar una planilla que lo acompaña en las decisiones colegiadas de la dirigencia

OPINIÓN

·
Estamos a unos días de iniciar el proceso de renovación de la dirigencia nacional del Partido Acción Nacional, PAN. Ésta será la tercera ocasión en la que los militantes elegirán a sus dirigentes. El candidato a presidente nacional de nuestro partido debe registrar una planilla que será la que lo acompaña en las decisiones colegiadas de la dirigencia. Para registrar la fórmula se requiere un porcentaje mínimo de firmas representativas del padrón nacional y de la mayor parte de las entidades. El cargo dura tres años y pueden reelegirse por una sola ocasión. En todas las entidades, los militantes del padrón podrán votar por la fórmula de su preferencia y ganará aquella que obtenga más votos. Las reglas formales nos indican que tenemos un partido democrático, porque el ganador es el que obtiene los votos de la mayoría. Somos el partido más democrático de México, porque a diferencia de otros, aquí sí hay campañas y los candidatos se reúnen y hablan con los militantes. Los dirigentes gozan de la legitimidad del voto de la militancia. Las campañas transcurren día con día en las redes sociales y en cientos de encuentros con militantes a lo largo y ancho del país. Asimismo, los militantes de nuestro partido pueden contrastar ideas y capacidad en los diversos debates que se llevan a cabo con todos los candidatos. La organización de elección interna está a cargo de una comisión que elige el Consejo Nacional y que, para este caso, sus integrantes gozan de buena reputación. Su tarea es garantizar que haya elecciones libres y ordenadas, coordinándose con las dirigencias estatales y municipales. Entre sus actividades más relevantes está la validación de los registros de los candidatos, la organización de las mesas de recepción de votos, el reclutamiento de los funcionarios de las mesas, la organización de los debates y el cómputo de los votos. Todos tenemos una gran responsabilidad para salir fortalecidos. La Comisión Electoral tiene la misión de garantizar el voto libre y evitar prácticas repudiables que deshonran, desaniman y debilitan la fuerza moral de nuestro Partido Acción Nacional. La comisión tiene que ser firme y determinante para evitar la injerencia de los gobiernos estatales o locales en el proceso, castigando severamente a los funcionarios que desvíen recursos, compren votos o coaccionen a través de las nóminas gubernamentales o partidistas. Los dirigentes debemos cuidar la imparcialidad en el proceso en todo momento y garantizar condiciones de equidad para todos los contendientes, abriendo las puertas para que los candidatos puedan comunicarse con todos los miembros del blanquiazul. La militancia debe cuidar su libertad y dignidad y expresar con determinación a los candidatos que esta elección es de los militantes y no de las cúpulas.