Haz tu denuncia aquí

Armando Hernández: Nuevos derechos en CDMX

El 21 de agosto del 2018, la SCJN resolvió un asunto que es de gran trascendencia

OPINIÓN

·
El próximo 17 de septiembre del 2018 entra en vigor la Constitución Política de la Ciudad de México, y sobre ella el pasado 21 de agosto de 2018, la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió un asunto que es de gran trascendencia no sólo para quienes vivimos y transitamos por la Ciudad de México, sino para todas las personas en el país. En toda la sentencia hay cuestiones que requieren de análisis y reflexiones muy profundas; sin embargo, uno de los apartados que nos muestra el carácter progresista y expansivo de los derechos humanos es el relativo a determinar si en la Ciudad de México se pueden ampliar los derechos humanos y reconocer derechos nuevos. Según la Procuraduría General de la República, la Ciudad de México tendría una prohibición para establecer un catálogo de derechos a nivel local. Por lo tanto, una cuestión primordial fue determinar si la Constitución Política federal faculta a la ciudad para ampliar los derechos humanos y crear derechos nuevos. Sobre el particular, es importante mencionar que la Capital del país es de carácter autónoma, pero eso no la limita para que en su carácter de entidad federativa pueda ampliar los derechos humanos y crear nuevos derechos. En sentido contrario, negar tal facultad implicaría una regresión en el desarrollo democrático de la ciudad. Sobre este punto, cabe destacar la reforma constitucional fue publicada el 29 de enero de 2016. Con esta reforma a la Constitución Federal, el entonces Distrito Federal se convirtió en la Ciudad de México y, con ello, un nuevo estatus político-jurídico a la Capital del país por el cual se le dota de autonomía en su régimen interior y en su organización política y administrativa. La reforma al artículo 122 constitucional determina que la Ciudad de México continuará siendo capital y sede de los Poderes de la Unión y contará, además, con “autonomía en todo lo concerniente a su régimen interior y a su organización política y administrativa”. Adicionalmente, es el artículo 44 el que define a la ciudad como capital del país y entidad federativa sede de los Poderes de la Unión. Igualmente, incluyó la existencia de una Constitución de la ciudad. En este contexto, el citado Órgano Jurisdiccional expone que la Capital de la Republica, al igual que las demás entidades federativas, está facultada para ampliar los derechos humanos y crear nuevos derechos, siempre y cuando este acto no contradiga o valla en contra de los previstos en la Constitución de la República y en los tratados internacionales.Asimismo, se imponen como restricciones a esa facultad, cuando estemos en presencia de facultades exclusivas de la Federación; se altere la identidad o el contenido esencial de algún derecho o se obstaculicen las funciones de la entidad federativa como Capital de la República y sede de los poderes federales. Flor de loto: en México entendemos el término “federalismo” al revés, debido a que nuestra historia constitucional no es federal, sino descentralizada. ARMANDO HERNÁNDEZ PTE. DEL TECDMX @DRARMANDOHDZ